Catalunya, independencia sin libertad

catalunyaSé que se hacen muchas lecturas con este tema sin resolver, tal y como están las cosas dudo que se resuelva a medio o largo plazo, aunque la consulta está cerca en la mente de muchos catalanes, antes sucederán acontecimientos a modo de agravios o traiciones inesperadas por parte de políticos que están en el gobierno de la Generalitat, no creo que tengan esa firmeza de encabezar un tema tan complicado como arriesgado ante un gobierno central que es incapaz de resolver los problemas de un Estado absolutista y opresor.

Mi lectura, por todos los procesos que he vivido hasta el día de hoy, la libertad que siempre hemos intentado conquistar solo ha sido un remanso de buenas intenciones y un establecimiento teórico en la cual es lo que menos se ha desarrollado y mucho menos respetado, ahora con mil pasos atrás y una flagrante violación de los derechos humanos, la subsistencia se hace prácticamente imposible desde todos los ámbitos de nuestras vidas, ámbitos parcelados y restringidos sin respetar la integridad de como queremos vivir nuestra existencia.

En Catalunya no existe ninguna diferencia al resto del país y del mundo, estamos engullidos de la misma manera que cualquier mortal que soporte todo el peso de las incongruencias políticas y el salvajismo capitalista y financiero. Muchos creen que la solución es la independencia, acusando al gobierno central de su inmovilismo político y la asfixia económica, además de revertirlo como algo histórico pendiente de resolver como derecho propio a vivir como un pueblo libre.

A simple vista parece una reivindicación loable y merecedora de dicha demanda y puede despertar enormes simpatías como detractores fanáticos al separatismo o secesión, o por contra ciertos odios, no expresamente a los españoles si no al gobierno central. Pero con estas simplezas argumentarias encierra de fondo muchas cuestiones que con independencia o sin ella, no se va a "restaurar" los agravios ni las incongruencias políticas en clave catalana. Porqué?... porque en ningún momento en estos dos últimos años se ha planteado desde los principales organismos legalizados como la Asamblea Nacional de Catalunya y la Asociación de Municipios Independentistas que son los que llevan el peso de las movilizaciones reivindicativas, un cambio profundo en el  modelo económico, pero si en una hipotética constitución política. Otras organizaciones y plataformas que priorizan un modelo social más igualitario, han puesto las esperanzas en una democracia directa gestionada desde las bases.

Aunque se divulgue con especial insistencia que es una reivindicación histórica y totalmente transversal, esta transversalidad la abandera las clases medias catalanas, es decir la propia burguesía castigada por la provocada crisis, crisis que ha sacado el látigo para fustigar a la clase obrera principalmente, pero el castigo que denuncian como agravio económico lo convierten en un victimismo nacional para arrastrar en su corriente reivindicativa a todo un pueblo donde los intereses de clase no tienen nada que ver unos con otros, aunque nos metan en la misma tesitura política, las divisiones y capas sociales emergerán de la misma forma, teniendo en cuenta que la corrupción y la represión está en el orden del día como en el resto del país, gobernado por un partido de derechas  aunque le señalen que tiene los días contados, su forma de afrontar las políticas económicas y sus ambiciones futuristas son idénticas a las que marca la UE y la globalización del sistema, al igual que otras formaciones políticas que nunca han ofrecido otra alternativa al sistema.

Resulta del todo extraño, que se quiera renunciar a la convivencia con los españoles y se reitere con total insistencia el ser catalanes y europeos, cuando la expansión del modelo económico liberal no deja de ser lo mismo tanto en la península como en el continente. Por otro lado, en esa tranversalidad muchas gentes asalariadas que han sufrido los recortes brutales ven en la independencia una oportunidad para realizar un cambio sustancial en el reparto de las riquezas y la gestión de los recursos y un cambio sustantivo en las normas políticas de convivencia.

Pero para ello, la libertad que se reivindica como un pueblo libre, está atrapada en su propia esencia, porque es muy difícil y sobre todo antagónico que dicha libertad pueda convivir con una mentalidad burguesa y jerárquica, es imposible que desde la independencia cambie de la noche al día sin haber sufrido un proceso de revolución interna, dado que previa a la consulta que se quiere realizar y todo el esfuerzo humano desempeñado, las políticas totalmente represivas precisamente por ejercer acciones libres en autogestionar espacios sociales de una larga tradición asociativa, ponen en entre dicho la autenticidad de la independencia pretendida.

Para mucha gente esta no es su guerra y yo lo comparto, porque la burguesía siempre nos utiliza para conseguir sus aspiraciones y alimentar sus victorias con la sangre de los pueblos.

Maijos Cuacos
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 2.50 (2 Votes)

Comentarios (2)

  • Podríamos convenir que hay diferentes grados de libertad tanto comunitaria, colectiva de pueblo y/o de clase, como personal o individual; si lo aceptamos (no se vive idual en la dictadura franquista de 1940 a 1950 que en la década de 1965 a 1975, por ejemplo), deberiamos aceptar que los procesos de "liberación nacional" que son demanda sentida por una mayoria social de un pueblo de separarse del Estado Nación en el que se encuentran hubicados y fundar uno propio entrañan a su vez cuotas más altas de libertad para aquellos que viven activamente esa necesidad o demanda de libertad y significación social colectiva. No es tan dificil comprender que la "liberación nacional" no es el comunismo libertario ni la autogestión en una confederación de comunas libres solidarias e iguales... pero conlleva o puede conllevar una mayores e importantes cuotas de libertad para aquellos (eneste caso catalanes) que así lo sienten y demandan y luchan por ello...

  • y 2.- Los libertarios y anarquistas no deberian oponerse a las luchas de los pueblos por su "liberación nacional", sino sumarse a ellas y tratar de inflirlas para que la presencia de la libertad en su sentido mas pleno y comunista sea sentida y defendida por cada día mas personas y lograr con ello evitar las tentaciones nazis y fascostas (nación + socialismo autoritario y tecnoburocratico) que casi siempre acompañan a este tipo de movimientos populares nacionalistas; en ocasiones de forma soterrada y en otras abiertamente. Mirar la extrema derecha europea a favor de sus naciones (una vez más) y en contra de la Unión. La alternativa esta hacia delante, nunca hacia atrás: convencido: más Unión Europea, (+) libertad comunitaria de naciones y regiones sin Estado y de las personas y colectivos diferentes en ellas, y (-) Naciones Estado ¡Catalanes y Europeos! entre europeos libres, solidarios e iguales... Salud.

Por favor, acceda con sus datos para poder comentar