Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

No lo entiendo

Entiendo que:

Para sentirte amenazado por el que no es como tú, debes sentirte muy vulnerable.

Para sentir tanto odio, deben haberte amado muy poquito.

Como te han amado poco o mal, no concibas las diferentes formas de amar y relacionarse.

Para tener miedo a la libertad de expresión, a las libertades en general, debes temer mucho tus cadenas.

Para no defender los derechos de las mujeres, debes ser un hombre muy frágil.

Para sospechar del que viene de fuera, debes haber viajado poco.

Para considerar a las personas “de los míos o contra mí”, debes haber leído también poco.

 

No entiendo que:

Convenzas a trabajadores, cuando no has dado un palo al agua en tu vida y has vivido siempre del cuento, del que pagamos todos.

Un discurso de odio al inmigrante cale en un pueblo que históricamente lo ha sido por necesidad.

El fascismo no genere desprecio en un país que aún no ha curado ni resarcido el sufrido en sus carnes.

 

Entiendo:

Los intereses de los poderes políticos y económicos, y por ende mediáticos en minimizar la gravedad, y maquillarte.

El hartazgo de la gente y la necesidad de un cambio.

 

Sigo sin entender:

La poca conciencia social, memoria histórica y capacidad autocrítica de nuestra sociedad.

A los que se quedaron en el sofá el domingo, a los que se quedan cada día.

Que esté pasando, que se lo vayamos a permitir.

 

Sigo sin entenderlo, y me niego a aceptarlo.

Elena Vélez Agustín.

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 2.17 (3 Votes)

Comentarios (1)

  • Saludos Elena. Dices que "Para tener miedo a la libertad de expresión, a las libertades en general, debes temer mucho tus cadenas". Yo pienso que, en realidad, más que temer, esa persona "ama sus cadenas" y teme la libertad.

Por favor, acceda con sus datos para poder comentar