Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

[Novedad editorial] El parque. La infancia entre cartones

En “El parque. La infancia entre cartones”, Julio Rubio Gómez nos ofrece un trabajo lleno de vida, esperanza, dolor y empatía, sobre la infancia (y adolescencia) marginada. En esta obra late el corazón de la periferia urbana, como encarnación de un conjunto de contradicciones (su solidaridad y su violencia, el desamparo y su vitalidad) que definen las aristas de nuestro mundo:

“El parque. La infancia entre cartones” es algo así como una autobiografía de un barrio de una gran ciudad a través de un vecino educador social. Esta autobiografía es, al mismo tiempo, una radiografía de los servicios sociales, sus instituciones, sus profesionales y la enmarañada red que constituye el sistema de protección social de la infancia. Esta radiografía es la historia de una voz, la del propio Julio Rubio Gómez, que interacciona con todas esas voces que se ahogan en la deshumanización de este gran sistema de protección infantil, algo similar a un engranaje hambriento de personas.

El barrio, la vida, la pobreza, el estigma, etc., forman este escenario que choca y lucha con la lógica de las instituciones universitarias que teorizan sobre esa realidad para construir un marco teórico, compuesto por usuarios, profesionales, programas, proyectos, entidades públicas y privadas, etc., incapaz de hacer otra cosa que generar una industria alrededor de la marginación. En este sentido, El parque. La infancia entre cartones parece el antimanual que todo profesional de la Educación Social y, por extensión los y las profesionales de la Psicopedagogía, del Trabajo Social y, en general, de todo docente, nunca pudieron leer en sus facultades. Allí solo cabe un total desprecio por cualquier visión que mire a la calle con la empatía práctica del cara a cara frente a las instituciones con toda su rigidez, su ímpetu teórico y su profesionalidad asfixiante.

Una lectura sencilla y contundente escrita desde el corazón del barrio, hecha de sufrimiento, complicidad y dignidad. No apta para equidistantes.

http://www.laneurosis.net/Proyecto/el-parque-la-infancia-entre-cartones/

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar