Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

La miseria de las relaciones sociales en los círculos libertarios

Cada vez está más presente en la sociedad actual, tanto en los círculos de personas integradas y que asumen el sistema de control capitalista, como también en los círculos en los que decimos ser revolucionarios y anti-capitalistas, una serie de actitudes relacionadas con las relaciones principalmente de amistad, compañerismo y hermanamiento que quedan muy lejos de ser realmente toda esa serie de adjetivos calificativos en sentido positivo.

Está claro que en los ambientes que llevan a cabo una práctica y reproducción de los valores capitalistas se dan multitud de carencias y degradaciones a nivel amistoso y social, pero lo más curioso es que en los ambientes de las corrientes revolucionarias y anarquistas, tales como centros sociales okupados o redes de contacto del movimiento libertario, ocurre algo similar.

Existen toda una serie de relaciones que se basan más en "consumir" personas y/o amistades que en vivir plenamente y de una forma sana lo que conlleva la inter-relación entre diferentes personas que en principio son afines a una forma de vida o causa política. Parece que se ha instalado en los movimientos disidentes a imagen de la sociedad de consumo, una serie de conductas vacías hacia los demás, en la que hay toda una serie de hipocresía, falsedad, relaciones espuma, competencia y rencillas que lejos de beneficiar a los movimientos contestatarios los destruyen aún más.

"CONSUMO DE PERSONAS"

Una de las actitudes que se dan en estos casos es que se intenta conocer el máximo número de personas, para ser algo así como el que tiene mayor número de contactos que luchan por la abolición del sistema tecno-capitalista, haciendo hincapié en individuos influyentes o cabezas visibles del anti-capitalismo. Se tiende a consumir personas, en cuanto a nivel cuantitativo, pero sin embargo no existe un tipo de relación cualitativa. Claro todo esto crea a su vez las llamadas relaciones espuma.

RELACIONES INSÍPIDAS

Derivado del "consumo" de personas que conlleva a tener cuantos más contactos y compañeros de lucha, en vez de lo cualitativo, la calidad de dichos amigos, surgen las relaciones insípidas en las que se almacenan o se acumula gente pero mucha de ella muy pocas veces o nunca tendrá con nosotros una relación afectiva ni amistosa, incluso en algunas ocasiones se sucederán situaciones y hechos negativos, tales como disputas y conflictos por al afán del consumo y acumulación de supuestos compañeros.

CONFLICTOS

De las relaciones insípidas, que provienen de este consumo de personas, luego se dan casos como bien decía de conflictos internos que incluso se personalizan y crean mal rollo en los círculos libertarios. Tenemos un tipo de relaciones y al menos propugnamos un tipo de relaciones dentro del anarquismo en las que se ensalzan los valores y bondades de la amistad, el compañerismo y la camaradería, pero luego en la práctica todo queda muy alejado, cayendo en conductas de interés, individualismo, e hipocresía, en las que hay personas que se sienten verdaderamente solas y a la hora de la lucha y la práctica amistosa no son correspondidas o quedan aisladas, ya sea por su poco carisma o las circunstancias personales. Esto lleva a mantener una hipocresía entre unos y otros, en la que la persona sufre ciertos desagravios o decepciones.

 

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.58 (6 Votes)

Comentarios (1)

  • Hay que preguntarse si quienes actúan de la forma descrita en este artículo son realmente anarquistas. Utilizar al colectivo para la promoción personal no solo es una actitud insolidaria, sino diametralmente opuesta al anarquismo.

Por favor, acceda con sus datos para poder comentar