Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Carta abierta a las bases y a los supuestos sectores críticos de CCOO y UGT

HuelgaDurante la huelga general del 29 de septiembre, se encontraron en las calles militantes de todos tipos; desde delegados sindicales de CCOO-UGT, militantes de sindicatos “alternativos”, de colectivos de base, de asambleas de estudiantes, etc. Aquel día en MercaValencia, en los polígonos industriales, en la Universidad o en la calle Colón muchos militantes y simpatizantes de los sindicatos mayoritarios se vieron trabajando codo con codo con los piquetes más combativos o enfrentándose con la policía al centro de Valencia cuando se creó una manifestación espontánea. Mucho se hablaba en aquellos días de que las bases de CCOO-UGT estaban pidiendo una segunda huelga general, de que el sector crítico estaba creando una ruptura en la organización porque no se quería negociar nada con el Gobierno y era necesario seguir en las calles protestando. 

Pero, todo aquello se ha diluido, ha quedado en una fantasía, en una falsa esperanza de aquellos que pretendíamos seguir con las movilizaciones, las protestas y las acciones y que pensábamos que podríamos contar con el apoyo de varios sectores de trabajadores y trabajadoras, pero era mentira. Nada más se ha sabido de vosotros. En el momento actual los dirigentes de CCOO-UGT están pactando con el Gobierno la reforma de las pensiones, parece que hoy en día con la idea de pacto social se puede negociar con aquello innegociable, nuestras vidas. Y la sociedad no reacciona frente a esta bajada de pantalones que están protagonizando, y los sectores críticos y las bases lejos de hacer su tarea (poner en entredicho estos movimientos) están legitimando y en muchos casos defendiendo esta venta de esclavos. 

El otro día en una charla en Valencia, alrededor de la mentira de la reforma de las pensiones se generó un debate en torno a este tema, “la pasividad de los sindicatos”, y aunque algunos pusieron de manifiesto que no todos los sindicatos estaban actuando del mismo modo (cosa que en Valencia no se ve reflejado, salvo honorables excepciones), se llegó al acuerdo implícito de que CCOO-UGT nos estaban vendiendo barato. Sólo algunas voces pusieron matices ante esta afirmación, aquellas voces de los sectores críticos que aseguraban que los sindicatos hacían lo que podían a pesar de que no era suficiente. De hecho, algún sector crítico estaba dispuesto a hacer acciones pacíficas pero sonoras.

El problema de todo esto está claro; primero Toxo y Méndez se creen representantes de todos y todas las trabajadoras del Estado español aunque la mayoría de las voces no se vean reflejadas y representadas en estos dos liberados sindicales. Segundo, es complicado negociar una cosa que no te va a afectar en gran medida. Muchos militantes de CCOO-UGT ya están jubilados o con las pensiones aseguradas, todo lo contrario que los miles de jóvenes que engordamos las listas del paro y que nunca tendremos una pensión decente. Además, (aunque sea un argumento utilizado por la Cope) los sindicatos mayoritarios reciben grandes cantidades de dinero por parte del Gobierno[1], y que no nos digan que esto no tiene nada que ver con la negación de CCOO-UGT de convocar huelga general.

En un momento tan decisivo como el actual, en el que se está negociando nuestro futuro y nuestras vidas, hay (aunque parezca que no) todo un conjunto de jóvenes y no tan jóvenes que no estamos dispuestos a vendernos. Que no vamos a aceptar un futuro peor sin luchar desde el asamblearismo para evitarlo. Quería transmitir al “sector crítico y las bases de CCOO-UGT” que en un momento como el de ahora o se está con la gente o se está con la patronal y el Gobierno. Que o se está por los intereses del pueblo trabajador o se está con los intereses de la patronal y la banca. Es decir, o se está con nosotros (trabajadores, inmigrantes, estudiantes, precarios, mujeres marginadas por el la crisis, etc.)o se está con ellos (banca, empresarios, especuladores, políticos) y estar con ellos es estar con el enemigo. Por lo tanto, invito a ese supuesto existente sector crítico a que se implique en luchas reales; que se deje de burocracias sindicales y que ayude a las asqmbleas de base, de barrio, de trabajadores. Que impulse junto a otros, proyectos de resistencia frente a los ataques del Gobierno y que deje de legitimar la posición de los grandes dirigentes sindicales. Porque quedarse en ser el sector crítico en los actos sindicales no para recortes sociales ni cambia sistemas económicos y políticos.

Un joven estudiante en el paro

 

1) En paralelo a estas reuniones, Manuel Chaves, mediante una resolución en el BOE (justo antes de que empezaran los encuentros) otorga una subvención para las organizaciones "sindicales" de 26,6 millones de euros… Apenas unas pocas semanas después del "regalo" de 143 millones de euros a CCOO y UGT entre septiembre y diciembre de 2010 (cuando en todo el 2009 "sólo" recibieron unos 95 millones de euros). Coordinadora Obrera Sindical-COS Países Catalanes – 13 de enero de 2010

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar