Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Historia de la Cruz Negra Anarquista (CNA) / Anarchist Black Cross (ABC)

La Hidra penitenciaria

CNASegún la mitología griega, la Hidra era un antiguo y despiadado monstruo acuático con forma de serpiente policéfala (cuyo número va desde 5 hasta 100 e incluso 10.000 testas según algunas fuentes) de aliento venenoso que resguardaba, al igual que Cerbero, una de las entradas al inframundo. Cuenta la leyenda que cada vez que le amputaban una cabeza aparecían dos en su lugar. Un monstruo de múltiples cabezas que se enfrento a Heracles – en la mitología romana se le llamaba Hércules – en sus correrios justicieros por la antigua Grecia. Hoy en día, el término “hidra” es usado con frecuencia para referirse a un problema multifacético que parece ser imposible de resolver paso a paso, o para designar un modo de organización con múltiples centros de lucha, es hay precisamente, donde nace la concepción de la Cruz Negra Anarquista (CNA) como iniciativa contra la institución penitenciaria. Sin pretenderlo ni quererlo, su mejor personificación mitológica la engendra la Hidra.

El nacimiento no fue en el Lerna sino en Bialystok

La Hidra era hija de Tifón y Equidna. Fue criada por la diosa Hera bajo un plátano cerca de la fuente Amimone del Lerna. Se decía que era hermana del León de Nemea y que por ello buscaba venganza por la muerte de éste a manos del verdugo griego. Tifón por su parte era una divinidad primitiva que se presentaba en forma de huracán destructor o de un enorme y espelúznate monstruo alado con un centenar de serpientes repartidas por sus muslos que lanza llamas por la boca. Ese espeluznante monstruo hoy en día se llama anarquismo, un ser mítico inventado por un barbudo ruso que también lanza llamas por la boca pero que esas llamas queman la conciencia y los corazones de muchos huérfanos del sistema, de los proscritos, de los olvidados y de los explotados: sus serpientes son las diversas agrupaciones que repiten en la tierra su fuego renovador. Mientras que Equidna era una monstruosa ninfa, considerada descendiente de Forcis y Ceto o de Tártaro y Gea según la fuente. Era una dragona a veces llamada “Drakaina Delphyne” (vientre de dragona), descrita por Hesíodo en su Teogonía como un monstruo femenino. Hoy ese vientre es el caldo de cultivo donde germinan los anarquistas, es ese clima de intolerancia, odio, opresión y desigualdad donde los caracteres antiautoritarios se forjan. Juntos tuvieron varios hijos que según la leyenda asolaron la tierra, participaron en los más importantes relatos históricos y sus nombres dejaron huellas; Cerbero, Ortos, Esfinge, Quimera e Hidra, entre otros, hoy en día se llaman Inserruccionalismo, Anarcosindicalismo, Primitivismo, Plataformismo y Abolicionismo.

La leyenda, la mitología y el folclor son expresiones de los colectivos sociales, y los anarquistas no son la excepción, quizás no haya organismo en donde se mezcle tanto el oscurantismo con la desinformación como ocurre con referencia a la CNA. Las frías estepas rusas son su cuna y no las obscuras aguas del Lerna, su génesis se enmarca en un contexto de turbulencia social y algarada humana que se vivía en los inhóspitos peculios de los zares. Las llamas de un tifón llamado Bakunin inundaban de calor los fríos cuartos donde se engendraba la revuelta que acabaría con la indominia social. El despertar lleva a la rabia y la rabia lleva a la acción que esta a su vez es sofocada con la reacción. Con lo cual muchos anarquistas y revolucionarios rusos fueron a parar en las tétricas galeras de la monarquía, que no solo eran criaderos de bacterias sino de ideas que germinaban en las mentes de los facciosos como el hongo que brota de la humedad.

En este clima de acción y reacción, es que surge la Cruz Roja Política (CRP), como organización autónoma que se encargaba de ayudar a los prisioneros revolucionarios que eran encarcelados. Muchos anarquistas le debieron su libertad a la CRP entre ellos el príncipe Piotr Kropotkin cuya fuga fue digna de una película de acción y suspenso. Con el pasar de los tiempos la CRP fue perdiendo su autonomía y los cúrules abandonados fueron ocupados por los social-democratas (marxistas) lo cual genero que por incongruencia de criterios ensalzado con el antecedente de la Primera Internacional, generaron que disminuyera la ayuda a los presos anarquistas y de otras corrientes que no provenían del Partido Social Demócrata. Esta nueva realidad provoco que los libertarios crearan una nueva organización, la Cruz Roja Anarquista (CRA). Su año de formación es confuso pero según Rudolf Rocker, que fue tesorero de la CRA en Londres (Inglaterra) su año de formación es entre 1900 y 1905 atendiendo a la información dada por Vera Figner, que para ese entonces era tesorero del comité de presos políticos del Partido Socialista Revolucionario. Aunque estudios más resientes dicen que fue en 1906 según Harry Weinstein, uno de los dos hombres fundadores de la organización. Atendiendo a su relato, las actividades del grupo comenzaron después de su detención en julio o agosto de 1906. Una vez que estuvo en la calle, Weinstein junto a B. Yelin crearon la CRA de Bialystok primer embrión de la iniciativa que se encargaba proporcionar ropa a los anarquistas condenados al exilio en Siberia. Weinstein continuó sus esfuerzos en Rusia hasta su llegada a Nueva York (EEUU) en mayo de 1907. Una vez que allí, creara junto a otros ácratas una sección en dicha ciudad.

Aunque la fecha real de la reunión de Vera Figner en Londres no puede ser establecida, algunos hechos de esa reunión se saben. Un hecho importante con respecto a la reunión era que todos habían convenido en que esta nueva organización apoyaría a los anarquistas y a los social revolucionarios en la prisión o el exilio, debido a su exclusión por parte de la Cruz Roja Política De igual manera rechazaron la actitud de excluir a los Social-demócratas de su ayuda en compensación por lo ocurrido, pero haciendo gala de humanismo y coherencia entre ideas y acciones, decidieron apoyarlos ya que también eran revolucionarios.

Las mil cabezas de la Hidra

Según la leyenda greca, la Hidra gozaba de una pluralidad de cabezas que se multiplicaban a medida que de manera dolosa le amputaban una. La CRA se expandía de la misma manera, como un salpullido en la dermis de un enfermo; para 1906 la organización tenía grupos en Kiev, Odessa, Bialystok, y otras ciudades rusas. Pero pronto serian marcados con un estigma que marcaría para siempre su historia, la represión. Pronto serian detenidos 6 de sus miembros por su implicación en los acontecimientos históricos de 1905, donde un pueblo, una masa, un espíritu, sin dioses ni amos, desato su furia contra la maquinaria de marginación que era el imperio ruso. Esto genero que los demás militantes se marcharan al exilio precisamente trasladando su causa a Londres y Nueva York.

El primer embrión de la CRA fuera de Rusia fue constituido en Londres en 1907. Este grupo se convirtió en la ramificación principal durante aquellos años. Los implicados en el capitulo de Londres incluyeron autoridades morales como Piotr Kropotkin, Alexander Shapiro, V. Cherkezov y Rudolf Rocker Este embrión se encargaba principalmente de recaudar fondos y enviarlos a los familiares de revolucionarios detenidos en Rusia. Por su parte el primer capítulo de la CRA en Norteamericano fue en Nueva York y pronto expandió sus “cabeceras de playa” a varias ciudades anglosajonas como Chicago, Philadelphia, Brownsville, Detroit, y Baltimore.

Quizás la sección de Nueva York fue una de las más activas y famosas de su época. En 1914 la comunidad anarquista norteamericana estaba conmocionada con los sucesos de la masacre de Ludlow (Colorado). El 20 de abril de ese mismo año durante un enfrentamiento entre la Guardia Nacional y un grupo de mineros huelguistas mueren 20 personas, 17 mineros, 3 guardias y 1 persona que presenciaba los hechos. Dicho acontecimiento fue el más sangriento durante la huelga del Carbón entre 1913 y 1914, organizada por la Unión Americana de los Trabajadores de Mina (The United Mine Workers of America) contra la Rockefeller-owned Colorado Fuel & Iron Company, mejor conocida como la, Rocky Mountain Fuel Company (RMF) y la Victor-American Fuel Company (VAF). Este acontecimiento seria conocido en la historia como “La Guerra del Carbón” y seria la huelga más violenta en la historia de los EEUU. Culmino con la detención de 400 huelguistas, de los cuales 332 fueron imputados junto a 10 guardias, pero solamente fue condenado John Lawson, el líder de huelguista por asesinato, pero dicha sentencia fue revocada luego por la Corte Suprema de Colorado. Desconozco si durante el conflicto participaron algunos anarquistas, pero lo valioso es que, los sucesos de Ludlow afloraron los sentimientos de vindicta en los miembros de la CRA de Nueva York, por lo cual estos se dispusieron a organizar un atentado contra John D. Rockefeller Jr. Por asares del destino, la bomba exploto en manos de sus confeccionadores el mismo día en que pensaban ejecutar el acto, el resultado fue la muerte de Charles Berg, Carl Hanson, Arthur Caron y su compañera de cuarto Marie Chavez; todos con excepción de Marie eran miembros de la sección de la CRA en Nueva York - todavía se discute sí Arthur Caron era de la CRA, pero no hay duda de su participación -. Solamente logro escapar Louise Berger, ya que no se encontraba en el apartamento, jamás pudo ser culpada y tiempo después moriría en Rusia. La acción seria conocida en la historia como la “Bomba de la Avenida Lexington”.

Para 1917 los vientos del vendaval soplan cambios en la obsoleta estructura Europea. Rusia vuelve a ser epicentro del cambio, los acontecimientos de Octubre de ese año traen nuevos estímulos a los anarquistas rusos esparcidos por el globo, los ánimos estimulan su psiquis y comienza la emigración a la tierra prometida, el hecho de que las cárceles fueran desalojadas durante los días de la cuartelada bolchevique estimulo que la CRA fuera disuelta en Inglaterra y EEUU para dar paso al nuevo éxodo. La desilusión no tardaría en llegar. Lenin, figura central del experimento social, estaba próximo a entrar en el salón de la infamia. Los tan proclamados soviets, se convirtieron en embriones de la burocracia leninista; los anarquistas consecuentes con los dichos y los hechos, fueron los primeros en denunciar el cretinismo de la nueva clase dirigente. Pero pagando el alto precio por su motín. Sus principales animadores fueron encarcelados de nuevo, mientras que los oportunistas que nunca falta-incluyendo dentro de nuestras propias fuerzas dos miembros de la CRA se reagruparon con los nuevos señores feudales- cerraron filas en torno del nuevo absolutismo. Los constantes que quedaban reorganizaron la antigua CRA, pero ahora bajo el nombre de Cruz Negra Anarquista (CNA) para evitar confusiones con la Cruz Roja Internacional o Política.

Durante las demolición simbólica de los muros, en vísperas de la Revolución Rusa, un joven ucraniano reconquistaba su libertad, su nombre seria en los próximos años sinónimo de tenacidad y voracidad, un mito que aún cabalga en la memoria histórica de aquella gesta, les hablo de Nestor Makhno y del Ejercito Revolucionario Insurgente Anarco Comunista de Ucrania (ERIU) mejor conocido como la “makhnovina” que desde 1918 hasta 1921 mantuvo combates no solo con el ejercito blanco y la burguesía local de Petliura sino también contra el ejercito rojo de Trosky. Debido a la imposibilidad de trabajo en Rusia, algunos miembros de la CNA sobre todo los que habían pertenecido a la sección de Nueva York, se trasladan a Ucrania y forman parte activa dentro del ejército de jinetes sin patria, organizando autodefensas en los poblados de los judíos campesinos para defenderse de los Cosacos y los progons antisemitas. Incluso los demás remanentes de la CNA en Rusia hicieron la misma labor pero en las ciudades. De igual manera la iniciativa contribuyo en la huida de algunos miembros del ERIU a otros países, entre los beneficiados se encontraba Shalom Schwartzbard quien años más tarde mataría a Petliura en Francia y seria un propagandista del anarquismo en Sudáfrica.

Para 1924-1925 la organización en Rusia y Ucrania estaba totalmente aniquilada, sus miembros fueron detenidos por la Cheka y muchos de ellos fusilados, Lea Gutman, Helena Ganshina, y Aaron Baron, fueron algunos de los infortunados. Otros fueron detenidos pero la presión internacional obligo a los bolcheviques a liberarlos. Los que pudieron huir del asedio, se refugiaron en Berlín (Alemania) donde reorganizaron la CNA para luego trasladarse a Holanda y por ultimo a Paris (Francia) donde se encontraba los últimos sobrevivientes de la makhnovina. Mientras que en EEUU se vuelve a organizar algunas secciones que mantienen contacto con prisioneros en Rusia hasta 1936; desgraciadamente ya para 1940 la comunicación cesa, debido a las purgas estalinistas o a la muerte de muchos anarquistas por inasistencia medica, desnutrición o trabajo forzoso. La alta burocracia roja había logrado su cometido, exterminar la molestia ácrata, encausar el rió de cambio y establecerse con el poder plenipotenciario. Como de costumbre, nosotros pusimos los muertos y ellos se llevaron la gloria. Kronstadt, Makhno y la CNA serán voces coherentes opacadas por una lluvia de balas.

Pronto irrumpirían en la historia dos acontecimientos históricos que marcarían la evolución del anarquismo y sus propagadores en el siglo pasado. La Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial. La CNA expancida por toda Europa como individualidades y agrupada en grupos en los Estados Unidos, colabora incansablemente con los anarquistas detenidos y en sus interminables fugas. La mayoría de sus miembros eran ruso-judíos lo cual era una condena a muerte en el fascismo y el estalinismo. Durante esta época, vuelven aflorar las viejas rencillas entre los marxistas en la CNA; muchos de sus miembros formaban parte del Comité de Trabajadores Judíos, que ayudaba a los semitas a escapar de los campos del exterminio de Adolf Hitler. Los social-demócratas con insistencia infantil boicotean los esfuerzos de la CNA dentro del Comité lo que provoca la muerte de cientos de anarquistas y judíos en los campos de concentración Nazi. La historia se volvía a repetir.

Los éxodos y la cantidad de presos que generaron ambos conflictos colapsaron el funcionamiento de la organización que se veía impotente ante colosales desafíos, esto genero el agotamiento y por consiguiente aniquilamiento de la organización, aunque logro persistir en Estados Unidos bajo otros nombres, La Comisión mixta para la defensa de revolucionarios encarcelados en Rusia (The Joint Committee for the Defense of Revolutionists Imprisoned in Russia), La sociedad para ayudar a presos anarquistas en Rusia (Society to Aid Anarchist Prisoners in Russia), El fondo de asistencia de la Asociación Internacional de los Trabajadores (Relief Fund of the International Working Men’s Association), El fondo de ayuda de Chicago(Chicago Aid Fund), y el Fondo de ayuda Alexander Berkman (The Alexander Berkman Aid Fund) Todas estas organizaciones continuaron el trabajo de la CNA, pero al momento de culminar la guerra mundial solamente el Fondo de ayuda Alexander Berkman fue capaz de enviar paquetes de ropa y medicina algunos anarquistas europeos. Esta vez el fantasma monetario golpeaba las arcas de la iniciativa la cual para 1958 se vio en la banca rota y tuvo que disolverse. Entre las personas que destacaron en esta última, esta uno de los más ágiles promotores de la CRA en EEUU, Boris Yelensky, miembro de la CRA de Philadelphia y Chicago

El panorama global para comienzo de la década de los 60’s se percibía desalentador para el movimiento anarquista global. Las derrotas sufridas en España, Rusia, Argentina, Italia y Uruguay, habían apagado las llamas de la sedición y la represión parecían haber acabado con la Hidra penitenciaria. En 1964 Stuart Christie, anarquista escoces, viajó a España cargado de explosivos como parte de una misión para matar al General Francisco Franco, acción organizada por “Defensa Interior” ala radical de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT) es arrestado por la Brigada Político Social y sentenciado a una pena de veinte años de prisión en Carabanchel Con apenas 18 años Christie conocería las atroces galeras del franquismo y vería con desatino como el Partido Comunista Español (PCE) administraba con dudosos métodos la ayuda que era enviada a los libertarios. Su encarcelamiento género un escándalo internacional y una gran propaganda para el movimiento anarquista, en todo el mundo se organizaron manifestaciones, charlas, mítines, sabotajes y peticiones para su puesta en libertad. Tres años después, la campaña internacional tiene éxito y Christie sale en libertad, regresa a Gran Bretaña, donde decide ayudar a los presos políticos españoles. Para dicha labor se pone en contacto con el celebre anarquista de Inglaterra, Albert Meltzer, antiguo boxeador y tipógrafo de profesión, quien desde hace algunos años se dedicaba ayudar y apoyar presos asiáticos desde una organización llamada “Ayuda Mutua”. Ambos personajes se ponen de acuerdo y deciden refundar a la ya antigua Cruz Negra Anarquista. La Primera intervención de la reconstruida CNA fue obtener la libertad del anarquista español Miguel García, a quien le faltaba poco para cumplir su sentencia, que no significaba la libertad automática, y el cual, al salir de la cárcel, se une al grupo de la CNA en Londres.

La batalla con Heracles

Según cuenta la leyenda, el coloso griego tras llegar a una ciénaga cercana al lago Lerna, cubrió su boca y nariz con una tela para protegerse del aliento venenoso de la Hidra y disparó varias flechas en llamas a su refugio (la fuente de Amimone) para obligarle a salir. Entonces se enfrentó a ella con una hoz, tras cortar cada una de sus cabezas Heracles descubrió con asombro que le crecían dos nuevas en su lugar. En 1968 se celebra en Carrara (Italia) un Congreso Anarquista Internacional, al cual asiste la CNA de Londres y donde se da inicio a la Cruz Negra Anarquista Internacional, como una organización a nivel mundial de grupos autónomos que promueve la libertad de los presos políticos, anarquistas y no anarquistas, un espacio de ayuda y solidaridad, además de promover la abolición de los sistemas penitenciarios apoyando diversas alternativas a las cárceles. Esta nueva faceta fomenta la creación de nuevas CNAs en toda Europa, Estados Unidos y Australia. Además de tener un boletín que se imprimía cuando era posible, la CNA de Londres tenía su propia publicación la Bandera Negra (Black Flag).

Durante esa década en Europa y EEUU, pequeños grupos de estudiantes revolucionarios decidían tomar por asalto el cielo, el mayo de 68 y la experiencia de guerrilla urbana de los Tupamaros en el Uruguay generaron un caldo de cultivo para que los incontrolados ensayaran la lucha armada en sus peculios. El Symbionese Liberation Army (SLA) en EEUU, las Brigate Rosse en Italia, la Banda Baader-Meinhof en Alemania o el Movimiento Ibérico de Liberación-Grupos Autónomos de Combate (MIL-GAC) en España, algunos de ellos cercanos al anarquismo, otros más distantes, pero todos compartían un denominador en común, que era la construcción de la utopía a través de los fusiles. El petulante olor de las lacrimógenas y el romanticismo inocuo detrás de la violencia revolucionaria terminara por afectar el desarrollo de las CNAs durante esta década.

La rápida formación de nuevas CNAs y la reactivación de la oficina internacional, pronto serian opacadas por la represión que se les avecinaba. El 25 de abril de 1969 dos atentados golpean la Estación Central y la Feria Milán (Italia). Las investigaciones se dirigen hacia los medios libertarios y son detenidos algunos anarquistas: comienza así una campaña de criminalización que se recrudece en marzo, cuando algunos atentados a trenes son atribuidos también a los anarquistas. Se hace circular el rumor de una posible implicación de Giuseppe Pinelli, anarquista y ferroviario. Pinelli y su grupo “Bandiera Negra” reaccionan y denuncian la maniobra, dan vida a la Cruz Negra Anarquista de Milán, dedicada específicamente a la solidaridad concreta con los compañeros detenidos y a la publicación de un boletín de contrainformación. Pinelli es el anarquista más “señalado” de los milaneses y frecuentemente está en comisaría para legalizar manifestaciones. El 12 de diciembre de 1969, estalla una bomba en la Piazza Fontana, Pinelli es llamado a declarar. A eso de la medianoche entre el 15 y el 16 de diciembre, su cuerpo vuela desde una ventana del cuarto piso de la comisaría y se estrella contra el suelo. Las contradictorias declaraciones de la policía dejan ver que no se ha tratado de un “suicidio”, como afirma la versión oficial, sino de un homicidio. Muere en Milán, en el hospital Fatebenefratelli esa misma noche. La policía dijo que Pinelli antes de saltar había declarado su culpabilidad en los hechos. La historia y la autopsia demostrarían lo contrario. Las bombas colocados fueron parte de la “estrategia de la tensión” elaborada por grupos neonazis italianos con el auspicio de la CIA y la OTAN con la intención de acelerar un golpe de estado y evitar el avance de las fuerzas izquierdistas en el país.

La dimensión político-judicial de su asesinato, entrelazada con el caso completo de la masacre de Piazza Fontana, se convertirá con los años en un auténtico boomerang para el Poder. El fracasado intento de correr un velo sobre los hechos que culmina en la tesis del “mareo súbito” como causa de la caída por la ventana de Pinelli que aparece en la sentencia del juez Gerardo D´Ambrosio no consiguió más que hacer más evidente una verdad que aún no se ha reflejado en los papeles oficiales. Se cuentan por decenas los libros, las películas, las obras de teatro, las instalaciones artísticas, las canciones dedicadas a Pinelli y a su asesinato, no sólo en Italia. Citamos dos: “Muerte accidental de un anarquista”, del premio Nobel Darío Fo, y la gigantesca obra “El funeral del anarquista Pinelli”, de Enrico Baj.

Pinelli no seria la única victima de la ola inquisitoria, Stuart Christie, es detenido en 1970 por su presunta participación en las Angry Brigade. grupo inglés de tendencia anarcocomunista, responsable de una larga serie de atentados con bombas en el Reino Unido entre 1970 y 1972. Tiempo después Chritie demostraría su inocencia y alcanzaría su libertad, aunque seria considerado el “Enemigo Publico nº1” de Inglaterra por mucho tiempo. Hacia finales de los 70´s otro miembro de la CNA seria detenido, Phil Ruff, miembro de la sección de Huddersfield, por robo a mano armada. Luego se le acusaría de ser el principal instigador en el motín de la Prisión de Gartree en 1978. En septiembre de 1973 la policía arrestó a Salvador Puig Antich, un militante del MIL-GAC que acababa de llegar a Barcelona procedente de Londres donde había militado en la Cruz Negra Anarquista y en el Centro Ibérico. Fue juzgado en un consejo de guerra y a pesar de las protestas diplomáticas mundiales que se realizaron, Puig Antich, fue ejecutada a garrote vil en el patio de la prisión modelo de Barcelona el 2 de marzo de 1974. Por otra parte, a mediados de los 70´s, Noel y Marie Murray, miembros de la CNA de Dublín asaltan varios bancos para recaudar fondos, en septiembre de 1975 durante el asalto a una sucursal bancaria, Marie dispara contra un custodio de seguridad que pretendía frenar la acción, matándolo en el instante, los Bonnie and Clyde de la anarquía fueron sentenciados a la pena capital, que fue conmutada por cadena perpetua.

El 4 de diciembre de 1971, ocurriría otro hecho que enlutaría la memoria de la CNA, Georg Von Rauch, secretario general de la CNA de Berlín, seria asesinado por la policía berlinesa, corriendo el mismo destino tiempo después otro miembro de la CNA alemana, Thomas Weissbecker, asesinado también en extrañas circunstancias por los técnicos de la violencia. Ambos eran miembros del Movimiento 2 de Julio, contraparte anarquista de la Fracción del Ejercito Rojo (Rote Armee Fraktion), mejor conocida como la Banda Baader-Meinhof.

En 1979, Lorenzo Komboa Ervin, preso político anarquista en los EEUU, ex pantera negra, publicó el texto “Una propuesta para una red de la Cruz Negra Anarquista” con la esperanza de poder articular un movimiento de solidaridad con los presosantiautoritarios; su tesis organizativa se basaba en la unión de colectivos e individualidades en una plataforma, con estrechos contactos y relaciones. Esta propuesta reanimo los ánimos en aquellos que seguían creyendo en la necesidad de articular un fuerte movimiento global de resistencia a las cárceles y de solidaridad con aquellos que caían en sus garras. Producto de su propuesta es que surge la Red de Respuesta de Emergencia (RRE) que se basaba en una extensa red de información y contrainformación entre los diferentes colectivos de la CNA que subsistían en EEUU para la época- los núcleos europeos habían desaparecido incluido el de Londres- Aunque la propuesta tuvo una tardía eficacia, ya para 1989 la RRE daba clases en Norteamérica de la lucha abolicionista; participando activamente en campañas para la liberación de presos políticos, huelgas de hambre y otras acciones. Pero la idea de un solo frente no logro cuajar de manera definitiva. Inclusive los distintos grupos de la CNA en Norteamérica trabajaban en áreas múltiples y había poca unidad y puntos de vista en común.

La década de los 90´s comienza con mucha expectativas para el creciente movimiento anarquista, la caída del telón de acero y de los mitos y contradicciones que representaba, animo los aires de cambio y muchos jóvenes inconformes con el sistema volcaron su atención en el ideario antiautoritario. En 1994 se celebra en EEUU un congreso de la CNA y un año mas tarde se crea la Federación de CNAs (New Jersey, Bronx, Washington DC, Brew City) en Inglaterra se crea ese mismo año la CNA de Brighton y tiempo después se crea la CNA de Madrid (España) que luego derribaría en una federación.

¿Constelación?

Cuando el sol está en el signo de Cáncer, la constelación Hidra tiene su cabeza cerca. Los mitógrafos cuentan que la Hidra de Lerna y el cangrejo fueron subidos al cielo después de que Heracles los matase. Según dice la leyenda, el bastardo hijo de Zeus advirtiendo que no podría derrotar a la Hidra decapitando sus cabezas, pidió ayuda a su sobrino Yolao. Éste tuvo la gea de usar una tea ardiendo para quemar el muñón del cuello tras cada decapitación. Heracles cortó todas las cabezas y Yolao quemó los cuellos abiertos, matando de esta manera a la bestia. Pero nuestra bestia no ha muerto ni morirá jamás-léase bien- sus cabezas se multiplican constantemente, podrán amputar algunas de ellas pero pronto surgirán más y más hasta convertirse en el monstruo ingobernable que hoy es. Ayer nos amputaron la Croce Nera Anarchica, reagrupándose al instante y creando otro grupo, “el archivo Severino Di Giovanni” Georg Von Rauch, Thomas Weissbecker, Salvador Puig Antich, Boris Yelensky, Giuseppe Pinelli, Charles Berg, Carl Hanson, Arthur Caron, Lea Gutman, Helena Ganshina, y Aaron Baron son las estrellas caídas que forman nuestra constelación, nuestras rosas de fuego que subsisten en nuestra corta memoria histórica. Los nuevos tiempos soplan aires de represión sobre las iniciativas y sobre las almas anárquicas que sirven de contrapoder a la odiosa hegemonía del poder. En Latinoamérica la Hidra solo cuenta con cuatro cabezas que subsisten; mañana seremos ocho y pasado mañana doce. La bestia crece y jamás nos podrán detener. ¡Feliz cacería Heracles! Prepárate para el combate, somos muchos y no hay hoz ni apoyo de Yolao que nos pueda detener, somos indetenibles, somos ingobernables.

Apéndice de Personajes

Esas cabezas de tormenta que le dieron vida a la Hidra.

Salvador Puig Antich: (Barcelona, 1948-1974) fue un anarquista catalán, activo durante la década de 1960 y comienzos de la de 1970, que murió ejecutado por el régimen franquista tras ser juzgado por un tribunal militar y condenado como culpable de la muerte del guardia civil Francisco Anguas Barragán en Barcelona. Miembro del Movimiento Ibérico de Liberación y de la Cruz Negra Anarquista en Londres.

Stuart Christie: (Glasgow en 1946-); anarquista escocés, viajó a España en 1964 cargado de explosivos como parte de una misión para matar a Franco, organizada por “Defensa Interior” Fue arrestado por la Brigada Político Social y sentenciado a una pena de veinte años de prisión en Carabanchel. En 1967 consiguió la libertad gracias a un indulto pero tres años después fue arrestado y encarcelado en Londres como sospechoso de pertenecer al grupo terrorista Angry Brigade, cargo del que finalmente resultó absuelto. Fue editor del Cienfuegos Press, donde ha publicado la Review of Anarchist Literature. Ha escrito numerosos libros entre los que destacan The Floodgates of Anarchy (1970), Stefano Delle Chiaie: Portrait of a Black Terrorist (1984) y We, the anarchists! A study of the Iberian Anarchist Federation (FAI) 1927-1937. Franco me hizo terrorista forma parte de sus memorias, una trilogía bajo el nombre de The Christie Files, compuesta por My Granny Made Me an Anarchist (2002), General Franco Made Me a Terrorist (2003) y Edward Heath Made Me Angry (2004).Actualmente vive en Hastings, al sur de Inglaterra.

Albert Meltzer: (Londres 1920 - 1996) activista y escritor anarco-comunistas. Meltzer. Boxeador y tipógrafo de profesión, se adherio a las filas del socialismo libertario a los quince años. Organizo actividades solidarias con el frente anarquista en la Guerra Civil Española y personalmente organizo un traslado de armas desde Hamburgo para la CNT. Cofundador de la Cruz Negra Anarquista y coeditor de su publicación Bandera Negra. Escritor de varios libros como: Anarchism, Arguments For and Against, The Floodgates of Anarchy (coescrito con Stuart Christie) y su autobiografia, I Couldn’t Paint Golden Angels. Al final de sus días colaboro con la construcción de la Kate Sharpley Library.

Boris Yelenski: (Krasnodar 1889-1974) propagandista anarquista ruso. Secretario general de la Cruz Roja Anarquista de Chicago 1913-1917. Al estallar la Revolución Rusa se traslada a su país de origen para construir a la construcción de la utopía, participando activamente en el movimiento de fabricas, escapa del asedio rojo en 1922 ha EEUU. Miembro del Fondo de ayuda de Chicago 1925-1936, a partir de 1932 forma una sección del fondo de asistencia de la Asociación Internacional de los Trabajadores para los anarquistas, anarcosindicalistas encarcelado y exiliados de Rusia y el Fondo de ayuda de Alexander Berkman entre 1936-1957; el fundador y secretario del Grupo Sociedad Libre de Chicago entre. 1923-1957 y de muchos comités y fondos iniciados por la agrupación. Redactor de las publicaciones: Golos Truda y Golos Truženika.

Giuseppe Pinelli: (Milán 1928-1969) anarquista italiano, miembro de diferentes colectivos anarquistas de Milán, líder sindical de los ferroviarios y fundador de la Cruz Negra Anarquista en Italia, asesinado en extrañas circunstancia por la policía italiana. La bomba por la cual se le apreso, termino siendo un montaje preparado por la organización neofascista italiana Ordine Nuovo en el marco de la denominada “Estrategia de la tensión” que pretendía acelerar un golpe de derecha en Italia.

Georg Von Rauch: (Manburg 1947-1971) joven anarquista alemán, estudiante de filosofía, ingreso a la clandestinidad, militando en el Movimiento 2 de Julio, después del asesinato del dirigente juvenil Benno Ohnesorg y el ataque neonazi contra Rudi Dutschke, murió en extrañas circunstancias asesinado por la policía alemana. Por un tiempo un hospital ocupado llevo su nombre, en memoria.

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.50 (1 Vote)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar