Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Cristóbal Litrán Canet, entre la pedagogía y la revolución

cristobalCristóbal Litrán Canet [Reus, 1861] fue uno de aquellos personajes ensombrecidos por la historia, a quien las circunstancias situaron a medio camino entre la educación y la agitación, entre la pedagogía y la revolución1.

Con destacados antecedentes federales en la familia, su personalidad polifacética le llevó a ampliar los horizontes del republicanismo ochocentista y sus inquietudes literarias a probar tempranamente como escritor regeneracionista; y de ahí a rondar las incipientes efervescencias revolucionarias de la década de los 90 que él canalizaba a través de sus artículos en la prensa escrita.

Vinculado a la masonería de una u otra forma cuanto menos desde 1886 en adelante, pronto despuntó como periodista, siendo fundador y director de La Autonomía de Reus [1893-1901], lo que le dio el suficiente prestigio para convertirse en colaborador y corresponsal de buena parte de los periódicos progresistas, y no tanto, con tirada nacional.

Destacado orador y escritor, hablaba y escribía lo mismo en catalán que en castellano, cautivando con su correcta oratoria a la gente del campo para la causa obrera y republicana en la que militaba con convencimiento.

Con el cambio de siglo se perfilaría como agitador societario en la región, y en especial en su ciudad, Reus, ya fuera como delegado regional en la campaña pro-revisión de Montjuich, o como miembro de la Federación Revolucionaria, siempre cerca de la activa sección local de toneleros y de los comités de huelga; todo ello salpicado con cada vez más frecuentes giras de propaganda, sobre todo fomentando el cooperativismo por los pueblos del interior de la provincia de Tarragona o presidiendo las diferentes comisiones pro-presos constituidas a raíz de la represión contra las huelgas de estos primeros años del siglo XX.

Algo sacudió sus convicciones tras la visita a Reus de Alfonso XIII en 1904, cuando sus correligionarios se pliegan a las exigencias protocolarias y retiraron la placa conmemorativa instalada muchos años atrás en el ayuntamiento y que conmemoraba la celebración del primer matrimonio civil.

Este hecho le llevó a la desafección práctica de las filas de la política republicana local, y a emerger desde entonces como agitador cultural en toda regla, centrándose en mantener el buen nivel del Centro de Lectura de Reus, al que había dado nuevo impulso sobre bases racionalistas, que ya había venido expresando mediante sus habituales colaboraciones en la prensa (La Conciencia Libre, El Motín, Las Dominicales..), y que por ejemplo le llevaron a adquirir protagonismo en el Congreso Librepensador de Roma del otoño de 1904, al que asistió representando a un nutrido número de sociedades obreras y grupos librepensadores de toda la península.

Pero sobre todo, estas discrepancias le llevaron a Barcelona, seguramente tras los acontecimientos en Rusia de 1905, con los que se dice que quedó impresionado, y donde aparece afincado definitivamente a principios de 1906, cercano ya al bando lerrouxista, posicionándose como uno de los dirigentes destacados en los actos de la Casa del Pueblo, aunque manteniendo sus inclinaciones federalistas y autonomistas.

Con esta trayectoria tan coherente como heterodoxa, tras mostrase como uno de los más acérrimos defensores de Ferrer tras su encarcelamiento en 1906, con la ruptura entre Lerroux y Ferrer a finales de 1908, dio un paso hacia el racionalismo, y éste lo nombraría poco después director comercial de la casa editorial Publicaciones de la Escuela Moderna.

En paralelo a la suerte de los que dieron la cara por Ferrer Guardia, sufre primero el destierro a Alcañiz en agosto de 1909 desde donde todos asisten impotentes a la desaparición forzada de Ferrer Guardia, y imposibilitado luego para desempeñar las funciones de albacea de Ferrer que le habían sido encomendadas por la suspensión legal de las actividades pedagógicas y editoriales, dicen que termina por alejarse de sus responsabilidades editoriales en la casa Publicaciones de la Escuela Moderna.

..Litrán trató de republicanizar en la escuela Moderna. Trabajo baldío. Ferrer era indómito y Anselmo velaba. Seguro de la tolerancia del fundador de la casa -que utilizaba a todos- Litrán le amargó la existencia a su compañero de trabajo..”2

No ponemos en duda estas palabras, pero quizás su renuncia a los derechos en la continuación de la obra del racionalismo escolar, estuviera relacionada con su militancia al alza en las filas del radicalismo lerrouxista en los meses siguientes a la muerte de Ferrer Guardia, y sobre todo con el hecho que el 10 de septiembre de 1913 fuera procesado en consejo de guerra, en aplicación de la ley de Jurisdicciones, por injurias al ejército en un artículo publicado en El Progreso en julio de 1909, siendo condenado al exilio en el mediodía francés -Montpellier-, donde permanecería hasta diciembre de 1914 trabajando eventualmente para la editorial Garnier de París.

La muerte sorprendió a Cristobal Litrán escribiendo, la actividad que más tiempo le había ocupado en sus últimos años de vida en los que tiró para adelante golpeando el yunque, malviviendo gracias a su pluma que podemos encontrar en numerosos diarios de estos años, y escribiendo además de novelas, libros de enseñanza, trabajos políticos, y sobre todo traduciendo innumerables obras literarias y científicas3.

Litrán, que ocuparía la Secretaria del Consejo Regional Federalista de Cataluña hasta su muerte, falleció en Rubí el 27 de diciembre de 1926, en la más austera de las miserias y debilitado por una larga enfermedad, pero sin renegar de ninguna de sus convicciones.

Alacant Obrer
  • 1 Las referencias sobre Litrán se han sacado de diversas fuentes periodísticas, muy dispersas, y la mayoría accesibles en las principales hemerotecas.

  • 2 Solidaridad Obrera 06-09-1955.

  • 3 Algunas de sus traducciones fueron BACON: Novum organum, 1892; TEIXEIRA BASTOS: Ateismo Insconsciente, pueblos Ateos,1898; HAECKEL: Los enigmas del Universo, Sempere, Valencia, 1899; J.BOUVÉRY: El espiritismo y la anarquía, ante la ciencia y la filosofía, 1900; RENAN: Estudios religiosos, Imp. El Pueblo, Valencia 1902; HAECKEL: Historia de la creación de los seres organizados según las leyes, Sempere, Valencia, 1905; J. M. NERGAL: Evolución de los mundos, Publicaciones de la Escuela Moderna, Barcelona, 1909; EDOUARD TOULOUSE: Como se forma una inteligencia, Publicaciones de la Escuela Moderna, Barcelona, 1912; TOXILOMILO: Misterios del Vaticano, Los subterráneos de Roma, Publicaciones de la Escuela Moderna, 1912; J M PARGAME: El origen de la vida, Escuela Moderna, Barcelona, 1912; EDMUND: El catecismo de la ciencia: lo que la ciencia nos enseña, 1914; ELIE RUBEN, B La VERNE: Evolución de los seres vivientes, 191?; ZOLA: Crítica social, Escuela Moderna, Barcelona, 1916; BENOT: Temas varios. Escuela Moderna, Barcelona, 1916; TEIXEIRA BASTOS: La familia, 1917; SUDERMANN: Las bodas de Yolanda, 1920; Conan Doile: El misterio de Cloomber,1930; HAMON: El movimiento obrero en la Gran Bretaña, s.f. Respecto a las obras propias: Victoria: Estudios del natural, 1885; Historia de Víctor Hugo: Cristóbal Litrán, Rosendo Arús y Arderiu, 1886; La mujer en el cristianismo: Con el prólogo La mujer ante la ciencia, 1892; París en América, Estudio medico-social, 1899; El proceso de Montjuich, Estudio medico-social, 1899; El regionalismo catalán y su política (notas y comentarios), 1918.

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar