Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Aniversario del fallecimiento de Louis Lecoin, militante anarquista y antimilitarista

Tal día como hoy, el 23 de junio de 1971 muere en París, Louis Lecoin militante anarquista y antimilitarista, considerado el padre de la objeción de conciencia al servicio militar en Francia. Había nacido el 30 de septiembre de 1888 en Saint-Amand-Montrond (Francia).

Nacido en una familia modesta, de joven estudió tres años en la granja-escuela de Laumoy, cerca de Morlac, de donde salió diplomado en agricultura.

En 1905 va a instalarse en París donde se iniciaría en temporadas de jardinero, de albañil o empleado en cementeras. En esta época, ya preocupado por los problemas sociales, fue condenado a cinco años de prisión por haber publicado un cartel antimilitarista.

Liberado, fue incorporado en 1907 al Ejército, pero rechazó actuar contra los ferroviarios entonces en huelga. Un Consejo de Guerra en Bourges le condenó de nuevo a seis meses de prisión, pero, como rechazó las sucesivas nuevas incorporaciones, pasará 12 años encarcelado por insumisión, antes de ser indultado en 1920.

Se casó con Marie Morand, hija de un militante anarcosindicalista, y ambos irán al Midi.

En agosto de 1921 asistió en Lille al Congreso de la Confederación General del Trabajo (CGT) y, ante el rechazo de los dirigentes cegetistas a dejar expresarse libremente a los representantes de los sindicatos revolucionarios, sacó su revólver y puso en marcha unos cuantos disparos. Restaurado el orden, hizo un discurso pacifista ante León Jouhaux y su grupo, todos ellos sindicalistas partidarios de la guerra. Aunque partidario de la no violencia y opuesto a la guerra y los conflictos, no se acobardaba ante nada.

Partidario de defender todo lo referente al movimiento anarquista, pidió la liberación de Émile Cottin, joven anarquista de 23 años que disparó 10 tiros sobre Clemenceau el 19 de febrero de 1919. En una nota de extrema violencia dirigida al presidente Poincaré, afirmaba que éste era «el más repugnante bonastre de la época» y que «estaba manchado con la sangre de quince millones de hombres muertos a causa de la guerra ». Evidentemente fue encarcelado y comenzó una huelga de hambre, que gracias a las numerosas protestas y la movilización de la opinión pública, obligó al gobierno a ceder y sólo pasó seis meses encarcelado.

Robert Lazurick, futuro alcalde de Saint-Amand-Montrond, asumió su defensa y finalmente sólo estuvo retenido siete días. Cuando estalló la II Guerra Mundial, en septiembre de 1939, publicó un panfleto con el título liberación y expulsión de los activistas.

Durante el «Caso Sacco y Vanzetti» luchó vehementemente contra su ejecución, al tiempo que defendió los militantes anarquistas españoles Ascaso, Durruti y Jover, de una más que probable extradición. Bajo su impulso, el asunto de los «tres mosqueteros», que así eran llamados los tres anarquistas españoles, tuvo un gran eco y por miedo a no convertir el caso en una cuestión de Estado, el gobierno Poincaré cedió y ordenó la liberación y expulsión de los activistas. Como no pudo evitar la ejecución de Sacco y de Vanzetti, vestido con un uniforme de la American Legion se metió en una reunión donde el gobierno francés estaba invitado y gritó muy fuerte: «¡Viva Sacco y Vanzetti!» Fue nuevamente encarcelado y acusado de «apología de hechos calificados como criminales».

Cuando estalló la II Guerra Mundial, en septiembre de 1939, publicó un panfleto con el título ·”Paix immédiate. Nouveau manifieste contre la guerre”, que le llevó de nuevo a la cárcel y no fue liberado hasta el 1943. En 1958, tras la muerte de su compañera a causa de un problema cardíaco, volvió a París.

Dejó a Louis Dorleta de responsable de su revista “Défense de l’Homme”, que continuará hasta el 1970. Después, junto con Dorleta, fundará el semanario “Liberté”, con el fin de crear campaña para el reconocimiento del estatuto de objetor de conciencia en plena guerra de Argelia, cuando los objetores, la mayor parte religiosos, eran encerrados en las cárceles.

Después de numerosos años de campaña, obtuvo la liberación de los objetores que hubieran sido más de cinco años encarcelados. Pero la campaña se alargaba a causa de esta guerra colonial. Después de muchas presiones, el general De Gaulle confió la redacción del estatuto de objetor Louis Lecoin a Nicolas Faucier y Albert Camus, pero el texto quedó congelado.

El 22 de junio de 1962 decidió ponerse en huelga de hambre hasta obtener el estatuto, con el apoyo del periódico “Le Canard Enchaîné”. La huelga de hambre dura 22 días, Louis Lecoin tenía 74 años. Finalmente el gobierno cedió y el proyecto de Ley fue entregado a la Cámara, fue rápidamente discutido y considerablemente modificado por los parlamentarios y esto a pesar de las enérgicas protestas de Louis Lecoin que asistió a la discusión parlamentaria. El estatus de objetor de conciencia, aunque fuera muy distinto del original, fue finalmente votado. Pasado un tiempo, una nueva ley ponía obstáculos para la difusión y divulgación de la ley de objeción. Después participó en varias campañas y comités, como la de «España Libre», en defensa del antiesclavismo y del desarme unilateral. En 1964 fue propuesto para el premio Nobel de la Paz, pero insistió que fuera retirado para favorecer Martin Luther King.

Louis Lecoin murió el 23 de junio de 1971 en París (Francia) y días después, el 29 de junio, una concentración de casi mil personas asistió a sus exequias y a su incineración en el cementerio parisino de Père-Lachaise; entre los presentes se encontraban Bernard Clavel, Eugène Descamps y Yves Montant.

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar