[Poesía] Romance del siglo XXI

robots

Corría el siglo veintiuno
y todo seguía igual.
La historia no televisada,
hijos, os voy a contar.

Desde antiguo, los esclavos
queríanse de rebelar,
no quisieron, no pudieron
derribar la propiedad.

Desde antiguo, los esclavos
queríanse de rebelar,
no quisieron, no pudieron
al estado derribar.

Si caminan por el monte,
no podían de pasar,
alambradas y carteles
dicen que es particular.

Aquí hay perros peligrosos,
lo mejor es no entrar,
respeto muy religioso
tienen por la propiedad.

No era propia la su vida,
mercancía es de alquilar
a su jefe o al estado,
que llaman del bienestar.

Imitando al su amo,
eran a ratos contentos,
ya deben poquito al banco
y hacen futing con el perro.

Imitando al su amo
el esclavo era feliz,
cuando llena bien el carro
y consume hasta morir.

Imitando a la su ama
era la esclava feliz,
quiere ser como el marido,
quiere ser guardia civil.

Imitando a la su ama
era la esclava feliz,
no quiere amores ni hijos,
sí masturbarse hasta morir.

Nadie ya les maltrataba,
el estado es quien lo hará,
o la poli a cualquier hora
si se comportaban mal.

No era propia la su vida,
la tenían de alquilar,
mercancía dependiente
del mercado laboral.

Lo llamaban democracia
y era de lo más moderno,
eran libres de elegir
entre perros y podencos.

Lo llamaban democracia
y era lo mejor del tiempo,
tiempo libre sí tenían,
pero no el pensamiento.

Para qué la libertad
si tenemos sueldo fijo,
de la multinacional
y del estado un subsidio.

En la Grecia, tan antigua,
estuvo todo más claro,
para esa democracia
sobra el voto del esclavo.

Ni en la tele, ni en la escuela,
podían buscar la verdad.
La conciencia es sólo tuya,
no te dejes enredar.

La verdad es relativa,
proclamaron los filósofos,
especialistas siempre en algo,
siempre idiotas en lo todo.

Era triste la su vida
y la quiso compensar,
el estado con el fútbol
y la fiesta nacional.

Una, grande y muy libre,
aún se dice todavía,
patria y constitución
es pura palabrería.

Sobra la mano de obra
donde máquinas están,
produciendo más barato…
¿el paro?, ¡que más les da!

Fabricamos aparatos
que no sirven para nada,
que le sirven al mercado
sólo para su ganancia.

Eramos ecologistas
y también muy pacifistas,
¡paz y aire para todos!
gritan los capitalistas.

Eramos muy de derechas
y también muy izquierdistas,
todos juntos defendimos
al patrón sindicalista.

Corría el siglo veintiuno
y todo seguía igual,
hasta que llegó la crisis,
una crisis muy global.

Hubo entonces alborotos
y la gente allí acampó:
hicieron una asamblea
en la placita del Sol.

No somos antisistema,
que el sistema es anti yo…
el estado y la banca
mucho se tranquilizó.

Sin empleo y sin consumo,
estaban muy cabreados,
quieren cadenas de oro
y olvidar que son esclavos.

La asamblea no funciona,
¡cómo va a funcionar,
si la gente fue anulada
en la universidad!

Estado sin capitalismo,
dicen todo indignados,
piensan que será posible
un espejo sin dos lados.

Pasaron los muchos años
yendo la cosa a peor,
pero de aquella enseñanza
aprendimos tú y yo.

Sin carteles ni alambradas
hoy la tierra no es de nadie.
Y el sudor, como los frutos,
los repartimos a iguales.

Sin propietarios ni estado
se gobiernan las ciudades.
Culpables lo eran ellos,
nosotros los responsables.

Ya no hay esclavitud,
como en los siglos pasados,
que después del veintiuno
despertaron los esclavos.

Hoy la vida continúa
y aprendimos la lección,
de la historia ocultada,
de la falsa indignación.

Sin propietarios ni estado
se gobiernan las ciudades.
Y la vida continúa
con nuevas dificultades...

Corría el siglo XXI
y todo seguía igual.
La historia no televisada,
hijos, os voy a contar.

Desde antiguo, los esclavos
queríanse de rebelar,
no quisieron, no pudieron
derribar la Propiedad.

Desde antiguo, los esclavos
queríanse de rebelar,
no quisieron, no pudieron
al estado derribar.

Publicado en "El blog de Nanín".

Tags: poesíapoemaromancesiglo XXI
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar