Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Poesía con la minería y con los que luchan

1

BarricadasUna mujer se balancea

desde las nubes que sujetan

las cumbres de los planetas,

de su vulva gotas de sangre

germinan la tierra que cubre

los cuerpos de sus hijos,

que florecen en fuego.

Las ciudades arden mientras

juegan entre los ciclones,

sus hijos se alegran,

todo lo viejo quedara destruido.

 

2

Añorare esos tiempos,

no recuerdo si pretéritos o futuros,

donde definiré mi acracia,

hogar de las brujas

y ríos de ambrosia que recorren el paraíso.

Donde todo lo obligatorio estará prohibido,

lo censurado y secreto estará a la vista.

Amantes de la sabiduría cogeremos del montón,

nada sobra y nada falta.

La magia, regazo protector de la madre...

la ciencia la leche de su pezón.

De nuestros jardines de libertad los dioses con sus

ángeles serán expulsados

y las serpientes que nos donaron el conocimiento serán

un dulce recuerdo pues la razón y el experiencia

ya no serán secretos.

 

3

Hoy los Ancestros vuelven a casa:

Un nacimiento.

Hoy los Ancestros vuelven a casa:

Una muerte.

El Descenso, La Ascensión,

Los Inicios, Las Rupturas,

Los Placeres, El Dolor,

El Movimiento, La Quietud.

La felicidad en una mirada,

la vida en una Vida.

Cuando los Ancestros nos abrazaban

en la calma del fuego,

en el suave murmullo,

la memoria es contada

en los brillantes siglos

del motor, la apariencia y la máquina

hemos perdido el origen.

La libertad del dinero

es la esclavitud humana

y una vez muertos

ni siquiera somos ancestros.

 

4

Crisis,

buenas palabras,

¡Queda usted despedido!

¡Queda usted desahuciado!

¿Qué harías si quedases durmiendo en la calle?

La propiedad es defendida solamente

depende de a quien pertenezca.

Crisis,

no necesitas palabras

estas otra vez desarmado.

Hay niños encadenados,

cientos de solidarios que viven de esta bicoca,

dadle una pistola al niño.

Hay niños encadenados,

múltiples adultos viviendo

de estos asuntos,

¡dadle una pistola al niño!

tantas buenas palabras

no han desencadenado a nadie.

Cuando un niño tiene una pistola

alguien tiembla, adultos mueren

los disparos son indiscriminados,

por fin alguien se fija en las cadenas.

Múltiples adultos en crisis de pánico

piercings en la nuca

el niño tiene una pistola

la rabia se ha desencadenado.

Asistentes sociales,

celadores torturando

como carceleros,

maestros estúpidos

pidiendo que los respeten como a sabios

sin autoridad moral

pues solo están por su salario de funcionario.

Encargados de las horas, los meses y los años:

los niños encadenados necesitan una pistola

y dispararla a bocajarro…

Psicólogos, psiquiatras, madres del prozac,

padres de la ausencia,

asesores del empleo

¿necesitáis un piercing

de los niños encadenados?

vuestras crisis será una crisis de nervios.

Dadles un revólver a esos niños encadenados

pues no hay mas soluciones.

Dadle la bomba nuclear al muerto de hambre

y dejad que todo la civilización reviente.

Si vuestra brillante realidad no es para todos,

que no sea para nadie.

No os asombréis

de la destrucción que se os avecina.

No solo vosotros tendréis el derecho

de destruir la humanidad.

Dadle una bomba a un muerto de hambre.

 

5

Un tumulto enciende mi cuerpo,

revuelta del deseo que es presente.

Alboroto que rompe el futuro,

en un ahora, en el recuerdo.

Aspiración de una noche encontrada…

El grito en la palabra sacudida

por el mensaje de la piedra arrojada

mediante el impulso incierto de tus ojos.

Tus ojos están escritos en los muros,

cascadas de luces donde tus colores

hablan al viento desde la tierra.

Tú mirada… Tifón que destroza

al horizonte que limita el mundo

con lo lejano de tus párpados.

Te buscare más allá.

Aquí cerca.

Te buscare entre los botes de humo.

Te buscare donde nuestra rosa de fuego

dispara vida contra los asesinos de sueños.

Oleré tu sudor entre los contenedores quemados,

acariciare tu cuerpo entre las llamas…

Cristales rotos… Gasolina…

De nuestros ritos nacerán puños

que sacudiendo mentiras de sueños ilusorios

conquistarán estimados infiernos.

Te buscare entre los coches cruzados

y nuestro aliento jadeante

será prueba de un encuentro,

de una amorosa y triunfante batalla.

Las sábanas serán barricada

y nuestras sonrisas, violentos gestos placenteros,

escupirán sangre sobre el asfalto.

Te amare en el fuego del que arden las calles.

Te amare como un disparo en el sentido,

explotaré con la alegría de nuestras caras,

ya no habrá aburrida tristeza.

Y nada será sino humo de gasolina.

Amare tu mueca entre las piedras.

Amare tu piel entre las continuas derrotas.

Encontrare perderme entre tu cuerpo

y tu sudor será por fin

el preciado destino de mi vida.

 

6

El sortilegio se desliza

entre la bruma,

escondiéndose entre los desechos

donde el habla enmudece,

mientras,

entre ellos emergía

la creación

de la luz y de los muros.

El mar aceitoso

yace sobre las playas

donde la ciudad muere.

En el puerto

los barcos ya no descargan madera,

Barcelona desemboca

en comercio al descubierto,

los tratantes de esclavos

son ahora una nueva izquierda.

Encontrados y arruinados,

agotados por irreales campanarios,

paseamos en amaneceres

perseguidos por los pistoleros de la limpieza,

esos malditos campanarios

hacen lustros que no arden

y

nuestras hermosas plazas

ya no son parques de la palabra

sino llanuras de duro cemento

regadas por el triunfo del turismo.

Nuestra brujería muere….

muere sin otro renacimiento previsible.

Hablando en medio de una noche,

esperando el diluvio de fuego

de nuestras negras tormentas.

Luz en sangre,

orina la espiritualidad acechada

de un mendigo cualquiera,

muy cerca los centros de turismo,

mas cerca el amenazante policía.

La ciudad nos ha sido robada,

no nos quedan ni los tejados.

Media noche hablando

y el faquir toma la palabra entre los ojos.

Terrible viaje hacia su nada,

acepto la venganza

mientras las piedras vuelan.

La revelación descubre la ausencia de dioses

y la bestia espera la resurrección

en cada uno de los pequeños hábitos

para tomar la palabra

y recuperar el aliento.

 

7

Atractivos y monstruosos

fuimos una y otra vez destruidos

de la faz de la tierra

por esos venerados poderosos adoradores

de los siglos sumisos,

de los tronos de oro,

de las dagas en sangre frente a sus pirámides,

de los enormes rascacielos.

del marfil arrancado muerto,

de las enormes avenidas

y sus desfiles colosales.

Los heroicos rebeldes insultantes deben ser destruidos,

los lobos que no sean perros deben ser eliminados,

domesticados, con los siglos,

¿Somos los de abajo cada vez más débilmente estúpidos?

 

8

La oscuridad con su rencor

reprocha al fuego su cultura,

de las llamas nacieron nuestras historias

de las cuales los pensamientos

dieron a los sueños palabras mágicas.

E imaginamos sin anhelo, danzando

sobre los cadáveres que amontonados

por la Historia resucitan en barricada.

Eléctricas imágenes apagaron las llamas

que con esencia violenta

vigorizan al peligro cuando emergen los puños.

Los insensatos y sus sensaciones,

los razonables y sus miedos.

El hambre y la sed

sobre las voces secuestradas:

diálogos vacíos de mentiras publicadas.

Marcas de dolor sobre los muros sordos

y la muerte se paseo por las playas.

Las sombras buscan la luz para existir,

fastidiadas tardes y jornadas pérdidas.

Recuerdos pasados por las manos del taxidermista,

poemas conservados, cartas no escritas,

un lugar junto a mi vacío

y un olvido sobre el lecho.

 

9

El dolor penetra al vientre de la tierra,

con su avaricia lo están matando todo.

La resurrección sin crueldad cada vez es más inviable,

sus mentiras cada vez son más rebuscadas y obsesivas

 

10

Desde el pensamiento

la libertad es una magia.

Las palabras arden,

las calles arden,

mis amantes queman,

la amistad es un cuchillo

que anda en la frontera.

Bajo nuestro pies los Templos arrasados,

dentro de nuestros zapatos

Imperios devastados.

Mis manos entre tus piernas

y

nuestra libertad quemando todas las banderas.

Incluso las que dijeron nuestras.

Trapos... olvidaos esas letras,

que afean el rojo y el negro.

Trapos... del sudor gastados

por la fuerza...

Suena la campana de la inteligencia,

revientan nuestros trapos

en el fuego de las botellas,

nuestra antorcha que guía al pueblo

es llevada por una travestí,

las putas se han cerrado de piernas...

Las mujeres por fin ya no cocinan,

y los machotes crudos

son golpeados por maricones karatekas.

Suenan los cañones,

Llegara una nueva Comuna,

que no os estorbe el pasado,

somos los desertores

las revoluciones solo existen mientras hayan sonrisas.

 

11

Tras las cumbres borrascosas,

solo hay humos de fábricas,

sonoras carcajadas atraviesan los estúpidos dramas

y la violencia gratuita de los jóvenes proletarios

pues todo lo divertido

cuesta una entrada.

Las maravillosas ruinas adoradas por los románticos

ya no son los castillos de heroicos héroes

sino las destrozadas naves industriales,

donde duermen los mendigos,

donde los okupas resisten

y las ratas son vencidas

por gloriosas raves de quince días.

Sangrare con indolencia

por la nariz y las encías,

no es la enfermedad,

es el odio.

Os advierto, científicamente esta demostrado,

Venus no es un sitio agradable

para el sexo y

África arderá sobre un Mediterráneo muerto.

 

12

Cubierto por las mortajas

de la mentira vestido,

con el desconsuelo enterrándome

mientras las legiones cruentas

conquistan los desiertos

desde los mares.

Mis muertos lejanos

destrozados

por los espejismos

y por las falsas palabras

de los guardianes del osario.

Sobre nuestras cabezas penden espadas,

bajo nuestros pies la carroña de miles,

mientras los alegres soldados

juegan con los despojos de los niños que han matado.

Fieles en la victoria, cobardes en sus derrotas,

Dios de Abraham descuartiza a los pobres,

cerdo dios del dólar, imperial Mediterráneo

repleto de nuestra sangre.

Creyentes borregos sumisos,

enaltecidos por el glorioso matadero,

humanitarios asesinos

que con el honor intacto se dirigen a la guerra

adorando al dorado becerro escondido

en sus cuentas de ahorro.

Desde los cuatro puntos cardinales

el dolor infringido

se resuelve con rabia.

Con las lágrimas rojas en los ojos:

¡Somos los verdaderos infieles!

¡Conquistaremos vuestros altares!

¡Arderán los reinos!

De los paraísos de nuestros sueños

brotaran en la tierra sobre los destruidos tanques

vergeles y riberas, jardines donde las madres

harán renacer libres a sus hijos recién muertos.

Los cánticos llenaran las ciudades

y las piedras volverán a nuestras manos

para construir nuevas y hermosas fuentes.

 

13

Aséptica inmundicia les rodea,

junto a sus amigos y amigas

saben que es el momento.

bombas de gasolina a punto de lanzar,

la revuelta en el barrio,

ya no aguantan mas,

saqueada su vida llego

la hora de saquear

y saben que la policía disparara…

Buscar y destruir

hoy es un buen plan,

nada de los pijos del pre punk,

arderán las calles una vez mas.

es suyo el problema este, que llaman social.

En algunos sitios se inmolan contra los tanques,

en otros chiquillos juegan a estampar

contra las comisarias los coches robados.

En otros la revuelta es general,

mas allá las manifestaciones son brutales.

y vete a saber el ambiente es insurreccional,

pero en Barcelona algunos…

quieren repartir flores…

En el Barrio ya no hay dinero ni para flores

ni campos donde recogerlas

Buscar y destruir

puede ser un buen plan.

Ya no pueden pedir perdón, ni aceptan disculpas,

ni son viejos ni jóvenes, ni de la utopía hacen un plan…

rabia, amistad, y los bolsillos vacíos,

hoy tendréis realmente un problema,

han decidido, buscar y destruir

 

14

Los celosos adoradores del dinero

enviaron a sus perros

a imponer el silencio de los templos.

Sus resurrecciones y rencarnaciones

dieron sufrimiento a las miradas

imponiendo la fe con los golpes

de las nuevas espadas.

Los leones rugirán de nuevo

con sus nuevos bailes,

a pesar de tantos valientes muertos

nuevos valientes nacerán.

 

15

Arrancaremos nuestra piel con orgullo

arrastrándonos por las espinas eléctricas

de los suplicios de los combates,

de nuestros rápidos sueños, los océanos

serán nuestra sangre y los tifones nuestros

doloridos músculos. Sombreada la tierra

por el avanzar de miles, dispuestos mueren

en las playas de la riqueza.

La brea reposa envolviendo

a nuestros leones, desde el Cantábrico

hasta el Levante los puños serán cordilleras.

Arrancaremos las lenguas desde las más hirientes palabras,

el sinsentido engullirá los dominios de los dioses.

Sucumbidos los cantos a la Victoria,

la tierra será el infierno de los adoradores del oro.

Sobre el yermo campo se acumularan los cadáveres,

mientras los torrentes de nuestra gente

nacerán ahí donde duermen los glaciares,

y las ciudades hundidas en el marasmo

serán el paraíso de los que ya odiamos todo.

http://elparpadoenelfuego.blogspot.com.es/
Tags: poemapoesíamineroslucha
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar