Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

[Madrid] 24 de mayo: 2ª Jornada de Lucha Estatal contra las Listas de Espera

Las Listas de Espera en la Sanidad Púbica siguen siendo un gran problema. Más de 600.000 personas en todo el estado esperan una intervención quirúrgica, de las que cerca de 80.000 son de la Comunidad de Madrid. La lista de espera diagnóstica (primera consulta del especialista) es de casi 2 millones de personas en el estado, de las que más 350.000 son de Madrid.

Estas vergonzosas cifras, sin embargo, no son reales. El sistema utiliza diferentes estratagemas para falsear los datos, ya sea retrasando la inclusión en la lista, bloqueando las agendas, expulsando a los que no aceptan ser intervenidos en centros privados, presionando a los profesionales, etc.

Por ello se ha vuelto a convocar una nueva Jornada de Lucha en todo el estado español. En la Comunidad de Madrid se han convocado las siguientes concentraciones el día 24 de mayo:

- Hospital La Princesa, 10:45-11:45 horas.

- Hospital Gregorio Marañón, 11:45-13 horas (Dr. Castelao, 54).

- Móstoles, 19-21 horas, Plaza Pradillo esquina Avenida de la Constitución.

- Hospital 12 Octubre, 11-12 horas, Puerta principal.

- Hospital La Paz, 11-12 horas, Puerta principal.

- Hospital Ramón y Cajal, 12:30-13:30 horas, Puerta principal.

- Hospital de Getafe, 12 horas, Puerta principal.

- Hospital de Leganés, 12 horas, Puerta principal.

- Aranjuez, 19 horas, Plaza de la Constitución.

Más de 600.000 personas esperan una intervención quirúrgica en todo el estado (una de cada cinco más de seis meses), mientras que en 2008 eran 364.000 personas, lo que indica que en estos años de recortes el número casi se ha duplicado. Respecto a la lista de espera diagnóstica, casi 2 millones de personas están a la espera de la primera consulta con el especialista, con un tiempo medio de espera de casi 60 días.

En estos últimos años el “cuello de botella” ha pasado, del quirófano al diagnóstico (primera cita con el especialista), retrasándose aún más la atención de los enfermos, ocurriendo que haya personas que fallecen antes de ser diagnosticadas o recibir tratamiento.

Estas vergonzosas cifras, sin embargo, no son reales. El sistema utiliza diferentes estratagemas para falsear los datos, ya sea retrasando la inclusión en la lista, bloqueando las agendas, expulsando a los que no aceptan ser intervenidos en centros privados, presionando a los profesionales, etc.

Este deterioro planificado del sistema, ha empujado a sectores de población que aún mantienen cierta capacidad adquisitiva, hacia los seguros privados. Así, a pesar de la “crisis económica”, se ha pasado de 5,3 millones de personas en 2006, a 7,5 millones en 2017 con un seguro sanitario privado, es decir 2,2 millones de personas más (un crecimiento del 41 %).

Sin embargo, es posible enfrentar el problema de las listas de espera y reducirlas en gran parte, incluso con menos gasto sanitario. Pero exige tomar una serie de medidas de sentido común, utilizando al 100 por 100 los recursos existentes en el Sistema Nacional de Salud (quirófanos, tecnología, etc.), lo que colisionará con intereses particulares que están instaurados con mucha fuerza dentro de la Administración Sanitaria.

PROPONEMOS:

1.- Creación de un turno de tarde en los hospitales, en las especialidades médicas que sean necesarias, para mantener funcionando a pleno rendimiento todos los recursos hasta las 21 horas. Esto permitiría, contratar a los profesionales que actualmente obligamos a emigrar (cuando su formación nos cuesta hasta 300.000 €), y también suprimir las horas extras realizadas por las tardes.

2.- Prohibición de los conciertos con centros privados, innecesarios al poner a funcionar los centros públicos al 100 por 100, con el consiguiente ahorro.

3.- Incompatibilidad absoluta para que el personal del sector público trabaje en la privada. Ninguna empresa privada permite a sus profesionales trabajar en la competencia.

4.- Establecimiento de plazos para la atención, similares en todo el estado, independientemente del lugar de residencia, para acabar con las vergonzosas diferencias que se han instaurado en estos treinta años. Financiación sanitaria finalista, para acabar con las enormes diferencias en el gasto sanitario per cápita(1).

5.- Entrada en lista de espera automática, tras la decisión clínica de derivación al especialista, petición de prueba diagnóstica o intervención, mediante la asignación y entrega de un código al paciente que garantice el seguimiento y control de la cita.

6.- Democratización del sistema. Transparencia absoluta y acceso sencillo a todos los datos de actividad, calidad, gasto y adjudicaciones del SNS.

A nivel estatal, solo existe una norma(2) que “garantiza” un tiempo máximo de acceso para cinco tipos de cirugías: 180 días para cardíaca valvular, cardíaca coronaria, cataratas, prótesis de cadera y prótesis de rodilla. Tras más de 30 años de Ley General de Sanidad, los políticos no han tenido tiempo para garantizar por Ley plazos para el resto de intervenciones quirúrgicas, consultas externas, o pruebas diagnósticas. Cada Comunidad Autónoma ha legislado, o no, normas para sus territorios, lo que ha dado como resultado enormes diferencias en las teóricas garantías de acceso a la asistencia sanitaria. Incluso en aquellas autonomías que disponen de mejores garantías, hay una trampa muy habitual que es dar las primeras citas bastante rápido pero luego las consultas sucesivas o las pruebas diagnósticas se retrasan muchos meses como en el resto del estado.

Contra las vergonzosas diferencias existentes en función del lugar de residencia, proponemos la extensión a todo el estado de las garantías existentes en los territorios con normativa más avanzada(3):

— Consultas preferentes garantizadas en un plazo máximo de 10 días.

— Resto de consultas de atención especializada, plazo máximo de 30 días.

— Pruebas diagnósticas relacionadas con procesos de oncología y cardiología, 30 días.

— Otras pruebas diagnósticas programadas no urgentes, 45 días.

— Cirugía oncológica plazo máximo de 30 días.

— Cirugía cardiaca plazo máximo de 60 días.

— Resto de cirugías 120 días.

LAS LISTAS DE ESPERA MATAN  HOSPITALES INFRAUTILIZADOS, PACIENTES ESPERANDO  DEROGACION DE LA LEY 15/97 Y DE TODAS LAS LEYES AUTONOMICAS QUE PERMITEN LA PRIVATIZACIÓN.

[1] De hasta el 30 % menos en 2018: País Vasco 1.695 euros por habitante, Andalucía 1.158 euros, es decir, una diferencia de 537 euros por habitante.

[2] Real Decreto 1039/2011, de 15 de julio, por el que se establecen los criterios marco  para  garantizar un  tiempo  máximo  de acceso  a  las  prestaciones sanitarias del Sistema Nacional de Salud.

[3] País Vasco y Navarra.

http://www.sasmadrid.org/

Tags: Madridjornadaluchasanidadsaludlistas de espera
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar