Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

[Francia] ¡El desalojo definitivo de la "Jungla" de Calais podría ser inminente!

Según diversas informaciones aparecidas en medios contrainformativos como Rabble, el desalojo definitivo de la denominada “Jungla” de Calais, en Francia, se habría confirmado para el próximo lunes 17 de octubre.

Recordemos que la “Jungla” de Calais es un campamento autogestionado donde las personas refugiadas y/o migrantes que han ido llegando a Francia, con la ayuda (que no asistencia) de un amplio espectro de colectivos solidarios, han podido recuperar el control de sus vidas y organizarse por sí mismas. La “Jungla” contiene (o contenía, antes de los continuos desalojos y asaltos policiales) espacios para el rezo y la práctica religiosa -que pese a existir diferentes puntos de vista sobre este tema, fue respetada, pues no puedes exigir a una persona refugiada que acaba de llegar que de entrada renuncie a su fé y a su cultura de golpe-, una escuela, una biblioteca, cocina, caravanas de primeros auxilios, cabañas para dormir, un comedor, espacios para reuniones etc. todo ello construido por lxs propixs activistas solidarixs y por las propias personas refugiadas que han ido llegando.

Por supuesto, la idea de un campamento de refugiadxs que no esté militarizado, vigilado y cercado, donde se tejan continuamente redes espontáneas de solidaridad y apoyo mutuo entre las personas refugiadas y los grupos de voluntarixs, y donde sean las propias personas refugiadas las que definan las normas en común, es algo completamente inadmisible para el Estado francés, que el pasado mes de marzo reaccionó chantajeando primero a lxs habitantes de la “Jungla” (ofreciéndoles “alojamiento” en sus campos de refugiadxs, vallados y controlados por maderos y ejército) para luego desalojar por la fuerza parte del campamento, con la brutalidad habitual que las democracias europeas reservan para quien desafía sus leyes racistas y sus asesinas políticas migratorias. Los maderos incendiaron varias de las cabañas que se habían montado en el campamento, lanzaron gases y maltrataron a cuantas personas pudieron, mientras grupos de migrantes y activistas respondían lanzando piedras y escombros, en un bello ejemplo de autodefensa. Más adelante, la prensa burguesa atribuiría los enfrentamientos con la policía y los disturbios a grupos anarquistas presuntamente relacionados con la red No Borders (el Estado tampoco podía aceptar la idea de que grupos de personas refugiadas se organizasen por sí mismas para responder a la violencia policial). Además, tanto a nivel local como internacional la represión a la “Jungla” fue respondida con acciones de solidaridad diversas, desde ataques incendiarios y sabotajes a la maquinaria utilizada para los desalojos, hasta pintadas, carteles, pancartas, concentraciones, ataques a ONG’s y empresas implicadas en los desalojos y la represión a lxs refugiadxs, intervenciones interrumpiendo eventos oficiales etc. Aquí se puede encontrar una cronología.

Tras el desalojo de marzo, que sólo acabó parcialmente con la “Jungla”, la situación se “calmó” (aunque según noticias anteriores, no cesó el hostigamiento policial, así como los continuos intentos de la policía por inmiscuirse en la vida del campamento tratando de colocar vallas, maltratando al personal y estableciendo controles en las autopistas cercanas)… hasta ahora, que acabo de saber por lxs compas de Rabble que el desalojo del resto de la “Jungla” se habría confirmado para el próximo lunes, 17 de noviembre. La alcaldesa de Calais ya había anunciado meses atrás su intención de desalojar la zona restante de la “Jungla”.

El desalojo y destrucción del campamento de la “Jungla” de Calais supondría el desamparo absoluto para más de 10.000 personas, mientras el propio gobierno francés confiesa que sus “campos de refugiadxs” (campos de concentración) ya no dan abasto, y que apenas queda sitio. ¿Qué esperan hacer con toda esa gente después de destruir lo único un poco parecido a un hogar que han tenido desde que huyeron de la guerra y la miseria? Sólo en Calais, el año pasado 22 personas fueron asesinadas o murieron intentando cruzar la frontera.

A permanecer atentxs a próximas convocatorias o noticias relativas a esta lucha.

¡Contra las fronteras y el mundo de mierda que las necesita!

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar