Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Sobre el Fracaso tanto del Marxismo como del Capitalismo

Fidel Castro causa revuelo internacional al salir una noticia en donde este alegadamente afirmaba que; “el modelo cubano no funcionaba ni en la isla. Luego salta a relucir que todo se trataba de una supuesta maliterpretacion y que lo que dijo fue que; “el modelo capitalista era el que no funcionaba en Cuba, ni para el resto del mundo”.

Y ciertamente, tanto el régimen Capitalista, como el Sistema de Planificación Central de la Economía (visión Marxista-Leninista del Comunismo) han fracasado. Solo que el uno u el otro sistema, es sostenido mediante la fuerza que pueda ejercer el aparato estatal…

Social-Demócratas, Marxistas, Castristas y Chavistas; todos se han recostado tras la ideología que prometía la emancipación de las clases laboriosas para hacerse con el poder político.

Desde la Primera Internacional siempre se les había recalcado a los socialistas autoritarios que cambiar los componentes del Estado no le servía para nada a los obreros. Porque el problema en sí, era precisamente el estado como institución coercitiva que se utiliza para proteger privilegios y sobre poner intereses, y el régimen capitalista.

Incluso siendo los mismos trabajadores quienes pretendan componer el estado, la experiencia histórica nos dicta, que rápidamente cuando se sustituye una clase por otra, por consiguiente surge una nueva clase política y social, que utilizara el represivo aparato estatal para defender sus privilegios y perpetuarlos por la fuerza.

La llamada “dictadura del proletariado”, no es más que la dictadura de los ex proletarios que componen el partido único, el Partido Comunista. Es la dictadura de los que tienen el atrevimiento de hablar en nombre del proletariado en general. Es la dictadura de los funcionarios planificadores ajenos a la producción que pretenden dirigir como maquinas a los obreros “por su bien” y en nombre del bien común.

El socialismo autoritario no es lo único que existe para hacerle frente al capitalismo. Entiendo que deberíamos rescatar el poder creativo del socialismo libertario, arrebatarle a los estatistas y paternalista la palabra socialismo de la boca.

Quejarse y esperar migajas del estado no basta y no cambia nada. Aunque es mejor que nada, a si mismo nada resuelve. Hay que fomentar la autogestión obrera, fomentar la creación de empresas dirigidas por los trabajadores, ya sea para la planificación participativa o para competir en un libre mercado justo no capitalista.

El socialismo libertario supone que cambiemos nuestra relación con los medios de producción, para que a diferencia del capitalismo y el marxismo, sean los trabajadores, quienes en conjunto sin necesidad de patrones, clase coordinadora, jerarquías y burocracia, dirijan la producción y puedan ser verdaderamente dueños del fruto de su propio trabajo.

“Aún las estrategias egoístas pueden 'llevarnos' a la cooperación y al apoyo mutuo y probablemente lo hacen más a menudo que el altruismo o "la bondad". Si YO desease manejar un restaurante ¿podría hacerlo solo? Difícilmente. Pero si YO me uno con algunos otros-YO con la misma meta, podríamos hacerlo con mayor eficiencia y efectividad. Así que, enfocarme en MIS metas no reduce mi habilidad de alcanzarlo junto a otros.”

Si todos los trabajadores participan, no solo del trabajo, sino de la dirección y de los beneficios que resulten de operar un restaurante (sea a través del intercambio o de la comunidad) pues el restaurante tendría una organización socialista. Si todas las "empresas" de una región funcionaran de esa manera sería entonces un país socialista. Si para lograr y mantener dicha organización se entiende que los individuos deben hacerlo asociándose libremente (o sea, sin la necesidad de que un Estado imponga dicha forma de organizarse), pues la tendencia de dicha sociedad será la del socialismo libertario.”

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar