Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Antes de la llegada del fascismo, ya estabamos así. Basado en hechos reales

Poder genteDicen que debemos ir a votar, apoyando y manteniendo el Sistema capitalista, porque viene el fascismo, y amenaza nuestros derechos y privilegios.

Vivo de lo que saco una vez a la semana en el rastro, vendiendo cosas mayoritariamente de segunda mano. Lo que podríamos denominar como mi entorno laboral está en una situación igual o muy similar a la mía. Familias y personas de todas las edades, venidas de muchas zonas del mundo, de varios continentes, de diversas orientaciones sexuales e identidades… Que cuando van a pedir una ayuda para sobrevivir a las instituciones le dicen que no cumplen los requisitos, o la ayuda es ridícula. Viven de okupa, no les queda más remedio, o en casa de familiares donde en algunos casos son más de 20 miembros. Algunas tienen la suerte de vivir de alquiler. Lo de “hipoteca” es una palabra que a veces han oído por ahí, pero que no tienen del todo claro lo que significa. Sobrevivimos, como digo, del par de perras que sacamos los domingos, o de la solidaridad de familiares, amigas y entornos. Quizás algún cancamito nos ayuda a llevar un poco mejor la situación económica.

En mi entorno, ya no el laboral sino cuando me encuentro con amigas y amigos, la situación no es muy diferente. Personas que viven de okupas y del reciclaje (de lo que consiguen sacar de la basura). Algunas viven con familiares, o compartiendo piso de alquiler entre 5 o 6. Estudiantes o desempleadas, la última que me habló de su experiencia laboral me contaba que su último día de curro antes de ser despedida fue de 17 horas. “Es que llegó la navidad” fue la excusa que le dieron. Otro amigo de origen africano, me pasa el teléfono cuando se interesa por alquilar un piso para él y su familia (mujer y dos hijos). Y es que, según me cuenta, si los dueños oyen una voz no canaria u occidental, suelen buscar excusas para no alquilárselo. Otro amigo me comentaba que estuvo militando en un famoso partido de izquierdas y un sindicato. Cuando le pregunté que por qué ya no estaba me dijo que se quedó parado y ya no podía pagar los 10 euros que le exigían de cuota. Me dice que incluso llegó a rogar que le dejaran seguir formando parte, que él intentaría pagar lo que iba pudiendo, o que a cambio de su militancia podía hacer lo que le pidieran: limpiar o pintar el local, pegar carteles,…Tanto el sindicato como el partido mantuvieron su no. No interesaba personas de ese perfil por lo visto.

Mi madre vive de una mísera ayuda de menos de 400 euros, y mi padre de una jubilación de menos de 500. Conozco en mi entorno personas que han venido desde muy lejos, pero que debido a “su situación en el País” no tienen derecho a trabajar, ni a ayudas, ni siquiera a estudiar.

Me comentan que como persona no heterosexual peligran mis derechos. Cuando pregunto que cuáles derechos me dicen que el matrimonio. No tengo pensado casarme, y dudo que las palizas y agresiones homofóbicas y transfobicas que se dan por ejemplo, debajo de los semáforos por la diversidad del “gobierno del cambio” de Madrid, o cerca de los bancos multicolores de cualquier municipio, les importe demasiado el matrimonio. Y es que no me quedo tranquilo cuando mi pareja trans me dice que le toca volver sola a casa de noche, por muy garantizado que esté mi derecho a casarme con ella.

En el barrio donde pasé mi adolescencia y me hice adulto, así como en el que nací y me críe (son dos diferentes), gran parte de mis vecinas y vecinos eran desempleadas, y sobrevivíamos como buenamente podíamos. Algunas yendo a llenar garrafas de agua en la fuente de la plaza ya que le habían cortado el agua, otros de la ayuda alimentaria de ONGs (a las que mi propia familia ha tenido que recurrir mas de una vez),…Mientras, el barrio inundado de droga para que la gente esté bien sedada. Por cierto, la droga mayoritaria que se consume es esa que ahora quiere legalizar Podemos y que no hacen sino hablar bien de ella…Increíble pero cierto.

Y cuando voy a las zonas mas céntricas, mas comerciales, pues es duro, es muy duro ver a continuamente a un montón de personas durmiendo en cajeros, o entre cartones.

De las condiciones de los animales no humanos mejor no hablar. Así como tampoco de la destrucción de nuestro entorno y Medio Ambiente. Más que nada porque entonces este “panfleto” se convertiría en un libro de varios tomos.

…Pues eso, que dicen que viene el fascismo, y que debemos ir a votar para salvar el régimen capitalista actual, defensor de nuestro derechos…¿CUÁLES DERECHOS? ¿QUÉ MÁS NOS PUEDEN QUITAR? Por supuesto que aún podemos perder aún mas, que siempre se puede empeorar, ¿pero de verdad nos están diciendo que vayamos a apoyar a aquellos partidos que no se acuerdan jamás de nosotras, que no entremos en sus planes sino cada 4 años, y que ni siquiera encajamos en su discurso de “working class”? ¿de verdad se preguntan por qué en los barrios mas humildes y deprimidos, las vecinas y vecinos le dan la espalda a la clase política y al sistema, sean del color que sean y vendan lo que vendan? ¿De verdad que no entienden el porque de tanto rechazo a políticos y autoridades, porque han dejado de creer (afortunadamente) en el Sistema y ya “no reconocen la voz de su amo” cuando estos lanzan sus cantos de sirena cada cuatro años ?…

Lo único que nos mantiene en pie son los lazos de solidaridad entre nosotras, el apoyo mutuo, la acción directa cuando tenemos que resolver nuestro problemas, y el rechazo (cada vez mayor) a quienes llevan toda la historia engañándonos y vendiéndonos. Desde aquí abajo Señor o Señora política, incluso bajo “los gobiernos del cambio”, entre tanto desahucio, falta de ayudas sociales, abandono, corrupción, represión, racismo, homofobia y transfobia, machismo, privilegios para los de siempre,…nos cuesta mucho diferenciar entre lo de ahora, el capitalismo, y esos que dicen que vienen a traer falta de ayudas sociales, abandono, corrupción, represión, racismo, homofobia y transfobia, machismo, privilegios para los de siempre… Eso que se hacen llamar fascista. En cualquier caso, si algún día me da por ahí y “escapo” como se suele decir por aquí, que sepan que están invitados a mi boda.

https://arritrancodigital.home.blog/

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 3.00 (1 Vote)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Por favor, acceda con sus datos para poder comentar