Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

El anarcocapitalismo no existe

CapitalismoEl anarcocapitalismo no existe. No al menos más allá del término, de un término sin definición, de un término sin significación alguna. No existe mas allá de la expresión, de la palabra escrita, de la palabra leída, de la palabra pronunciada, de la palabra oída. No existe fuera de lo falso, no existe fuera de lo irreal, no existe sencillamente porque no existe.

El anarcocapitalismo no es ni mas ni menos que el histórico liberalismo cambiado de nombre, una ideología que lleva al extremo la teoría y praxis capitalista. Se basa en un capitalismo sin Estado. Y algún ignorante tuvo la equivocada idea de mezclar dos ideas antagónicas. Esto se debe a que no comprendieron y siguen sin comprender, que anarquista no es aquel que solo está en contra del Estado, sino en contra de toda autoridad, del dominio y la explotación del humano por el humano. Con el tiempo incluso surgieron quienes están en contra de la explotación del animal por el humano. Pero en contra de toda explotación a fin de cuentas.

Y si los anarquistas estamos en contra del Estado, es porque sencillamente hemos identificado en este, una herramienta de dominio que reproduce la sociedad de clases y que a través de múltiples violencias genera la explotación. Pero los capitalistas que están en contra del Estado, los liberales, los más radicales, no están en contra del dominio y la explotación, simplemente están en contra de pagar impuestos porque su filosofía llevada al extremo está en contra de la gestión colectiva de los recursos y los asuntos. Lo cual, ya de por si, es una contradicción, porque incluso en el capitalismo la gestión de la vida es colectiva, con la diferencia de que el reparto de recursos y privilegios es individual. Y he ahí el motivo de esta pataleta burguesa. El egoísmo. Es la capitalista una forma de vida tan estúpida, que ella misma genera las enfermedades mentales. ¿Como surgió el egoísmo? Del temor a perder todo lo que te pertenece. Y como el capitalismo se basa en el latrocinio a través de la propiedad privada sobre lo que es de todos, surgen situaciones de miseria y desamparo, ante las cuales, los ricos, que son quienes las generan, se protegen radicalizando su egoísmo y generando inconsciente o conscientemente, más situaciones de miseria de las que trataran de huir con mas egoísmo que a su vez generara mas situaciones de miseria. Y así sucesivamente.

En este sentido, el liberal quiere ser libre de explotar libremente recursos, animales y personas, sin que nadie, ni siquiera la sociedad misma puedan exigirle cuentas. Y para convencer a una mayoría social, el liberal necesita mentir. Los mas interesados en esta doctrina, grandes empresarios sin escrúpulos que tienen la conciencia tranquila a través de mil y una justificaciones, tratarán de convencer a las clases medias, a los pequeños propietarios cuya propiedad es del banco, a los pequeños burgueses que no tienen el dinero de los verdaderos burgueses, a los trabajadores autónomos que siguen teniendo jefes, a los pequeños empresarios que siguen siendo esclavos, a ellos, que los gobiernos los inflan de impuestos y complican la vida con la burocracia administrativa, a ellos, los liberales convencerán con mayor facilidad, argumentando que sin estado, todo eso no existiría y montar su negocio y sacarle rentabilidad seria mucho más sencillo hasta el punto de que los servicios públicos no serian necesarios pues lo que se ahorrarían en impuestos les bastaría para pagarse la sanidad, la educación, el transporte u otros servicios. Pero incluso estas promesas son demasiado estúpidas como para creérselas.

Yo personalmente, realicé cuentas, sí, soy anarquista, pero estoy situado en la clase media, y para probar decidí hacer cuentas. Me di cuenta de que si no tuviera que pagar impuestos, cada año me ahorraría bastante dinero, sin embargo, ese dinero no seria suficiente para costearme una sanidad privada, una educación privada o un medio de transporte privado. ¿Entonces a quién beneficiaría el liberalismo? Exacto, a los de siempre. ¿Y si aun desaparecidos los estados unos siguen dominando a otros de forma directa e indirecta, generando explotación y miserias, que clase de libertad defienden los liberales? ¿Qué clase de anarquía defienden los capitalistas? Es obvio que anarquía y capitalismo son dos conceptos antagónicos. No pueden mezclarse, es más, resulta una aberración que alguien pueda mezclar la palabra anarquía con la palabra capitalismo. El capitalismo defiende el autoritarismo, la existencia de dominantes y dominados, la mortal competitividad y la salvaje ley del más apto, el capitalismo defiende la explotación, es mas, tan bien representa la esclavitud que el capitalismo defiende la autoexplotacion. El anarquismo en cambio defiende todo lo contrario. Y no es que este influenciada por el comunismo, como dicen los liberales, es que el anarquismo nació como una forma distinta de practicar el comunismo y construir el socialismo.

https://www.facebook.com/pages/Anarquia/1430065823936725

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 3.79 (7 Votes)

Comentarios (37)

Cargar Comentarios Previos
  • Berdonio

    Denunciar

    Respuesta al 3º post de libertario:
    Yo no tengo la culpa de que cualquier diccionario defina el capitalismo como sinónimo de libre mercado. Quéjate a la RAE. El mercado no hay que establecerlo ni de cooperativas autogestionadas ni de empresas capitalistas tradicionales, porque eso es intervenirlo, sino dejarlo en paz y que surjan de manera espontánea el tipo de empresas que sean. El problema de las cooperativas, como la lógica sugiere y la experiencia demuestra, es que son sumamente ineficaces: jaulas de grillos de trabajadores discordes que se meten a gestores sin tener ni pajolera idea de inversión ni formación u olfato empresarial. En lo que sí coincido es en que habría que suprimir la figura jurídica de “asalariado”; todos los trabajadores deberían ser autónomos sin privilegios laborales. Lo del trueque sin regulación ¿lo dices para no pagar impuestos y evitar cortapisas legales? Para eso es mucho mejor el dinero-mercancía alternativo

  • Berdonio

    Denunciar

    Respuesta al 4º post de Libertario:
    Te doy toda la razón

  • Berdonio

    Denunciar

    Respuesta al 5º de Libertario:
    Lo que digo es algo tan sencillo como que el capital en general (el conocimiento, la maquinaria, la técnica) aumenta la productividad del trabajo y permite subir su remuneración. Por eso los trabajadores de países más capitalizados ganan más. No me refiero a la bondad de ninguna multinacional concreta cuyos negocios, como bien dices, pueden ser legítimos o no en función de que cuente con privilegios estatales. Lo que no se puede hacer es descalificar cualquier propiedad de la gente acomodada suponiendo sin demostrarlo caso por caso que es producto de un robo. No, porque se cometerían graves injusticias y sería peor el remedio que la enfermedad. Lo que procede es concienciarse de los males del intervencionismo estatal y de que sólo la libertad y el mercado (los mutuamente beneficiosos acuerdos libres y pacíficos) son justos. Ese es el camino para acabar con toda clase de guerras, robos y delitos.

  • Libertario

    Denunciar

    Berdonio, creo que no vamos a llegar a mucho discutiendo sobre si el capitalismo puede o no ser algo libertario. Sin embargo, entiendo que la forma de capitalismo que proponen los anarcocapitalistas no es muy diferente al libre mercado presentado por el socialista libertario Benjamin Tucker, sobre todo porque Rothbard encontró inspiración en el círculo de Liberty. Y es algo que me gustaría que otros anarquistas entendieran.

    De todos modos seguiré fijando mi posición sobre este tema.

    Cuba para mí mantiene un capitalismo de Estado, explotador, donde hay una terrible separación entre capital y trabajo.

    "Ni todos los ladrones acumulan capital ni todos los que lo hacen son ladrones". Estoy de acuerdo. Ahorrar no te hace ladrón, todo depende del origen de la obtención de riquezas.

  • Libertario

    Denunciar

    "El capitalismo se basa en la propiedad privada (lo que implica una condena absoluta y radical del robo: ¿qué propiedad privada puede haber si cualquiera te la puede quitar?) y en el libre mercado". En esto no estoy de acuerdo. El capitalismo básicamente es un sistema de destrucción de propiedades legítimas y ennoblecimiento de la propiedad artificial producto de la violencia. Proudhon declaraba que la propiedad era un robo no porque negara la propiedad, sino porque en su estado actual era producto de privilegios y violencia, Proudhon quería salvar la propiedad de sus excesos y distorsiones.

  • Libertario

    Denunciar

    “El único límite sano a la acumulación de capital es jamás robar ni ejercer violencia”. Yo diría en realidad que la misma competencia y la elección de nosotros que somos el mercado. En una anarquía de mercado es difícil acumular gran cantidad de riqueza. En ese estado habría demasiados emprendedores, muchas mentes creativas que jamás habían podido emprender por las limitaciones del actual sistema que los obligaba a asalariarse. Deberías ser una mente fuera de este mundo para poder abarcar todo el mercado. Las trasnacionales pagarían todos los costos directos que el Estado les subsidiaba, y la gran competencia como jamás se ha visto le obligaría a reducir su tamaño hasta un nivel verdaderamente eficiente.

  • Libertario

    Denunciar

    “mientras que la otra se puede evitar fácilmente o contrarrestar con publicidad contraria”. Yo veo eso como una escala. En anarquía se puede evitar fácilmente, en un estatismo absoluto es obligatorio. En el estado actual es de grises (en distintos grados dependiendo de la situación). Sobre todo porque las corporaciones, a priori, en este mundo de mercantilismo tienen demasiadas ventajas tanto directas como indirectas que no se pueden obviar. Hay mucha sinergia entre el poder político y el poder económico en la actualidad.
    La RAE tiene un monopolio de la lengua. Además, muchas veces los diccionarios dan definiciones erróneas o no muy certeras.

  • Libertario

    Denunciar

    “jaulas de grillos de trabajadores discordes que se meten a gestores sin tener ni pajolera idea de inversión ni formación u olfato empresarial”. En la situación actual donde emprender es un privilegio es muy probable que muchas cooperativas fallen por eso, pero tal vez en un mundo donde emprender sea más fácil, el conocimiento empresarial tal vez ya sea conocido por la gente común como algo habitual.
    Lo del trueque lo decía porque es una forma de libre mercado muy antigua, muchísimo antes del surgimiento del capitalismo (espero que me entiendas).
    Estoy de acuerdo en que se debe estudiar caso por caso y no hacer nada a lo loco, aunque confío en que el libre mercado tiene gran poder para hacer justicia tarde o temprano.

  • berdonio

    Denunciar

    La conclusión final que saco es que en lo fundamental coincidimos. Me parece que ambos defendemos la libertad, la propiedad privada legítima y el libre mercado y condenamos el expolio o la propiedad artificial producto de la violencia. Pues ya está. ¿Qué más da cómo llamemos a eso? Saludos

  • Anarcocapitalismo, anarcocolectivismo o anarcocomunismo me parecen que caen en formas de autoritarismos voluntarios u opresión voluntaria, cada uno a su manera, así que me importa poco si alguien elige alguna de esas formas económicas mientras no me opriman a mí o se lo impongan a cualquier otro individuo.
    Si alguien elige la opresión voluntaria, ¿qué autoridad tengo yo para evitar que elijan eso? Si impongo una forma económica dejo de promover la libertad. No se puede imponer el anarquismo, es una contradicción.

    Las personas debemos tener tanta libertad como para no ser libres si así queremos. No se puede obligar a ser libre.

Añadir comentarios