Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Conciencia o vida

La conciencia es a la libertad lo que la vida a la seguridad.  

Las circunstancias o la vida no sólo están determinadas por la voluntad propia del individuo, sino también por la de los demás.

Nuestra vida depende en cierta medida de la sociedad que invoca la seguridad de la supervivencia en base a las condicones materiales de la existencia social como acumulación de dinero y Capital, la seguridad es concebida como acumulación. En estas circunstancias se impone la competitividad como fuerza motriz del sistema, excluyendo a los más inadaptados e incompetentes.

La conciencia individual se ve superada por las condiciones materiales que impone la sociedad, de manera que si la vida determina la conciencia, aquella vulnera el principio fundamental y básico de libertad que surge de ésta. En última instancia, la tesitura de elegir entre conciencia o vida queda reducida a la supervivencia, por lo que se impone una forma de coexistencia social predeterminada antes bien por factores externos que internos en esencia, quedando la conciencia supeditada a la seguridad antes que a libertad.

La libertad del individuo o de su voluntad depende tanto de sus capacidades para poder sobrevivir de forma autónoma como también de la sociedad que acepta su trabajo como un bien que pueda servir a la comunidad. La sociedad determinará en última instancia si el trabajo de un individuo es beneficioso o perjudicial para ésta ya sea para "bien" o para "mal" dependiendo del modelo cultural, político y económico que adquiera el sistema social en el que vive el individuo.

El dilema de la sumisión que se debate entre la vida y la conciencia, atañe en última instancia a ésta última. Puede haber vida sin conciencia, sin embargo aquella ya no tendría sentido. La obediencia es un fenómeno espiritual que atañe a la voluntad del individuo y no a las circunstancias como podría parecer. Es preferible atentar en primer lugar contra la conciencia o la voluntad del individuo para quien desea detentar el poder y después contra la vida si aquella no se puede someter. La conciencia es la antítesis de la obediencia.

https://matapuces.blogspot.com.es

Tags: concienciavidaseguridadlibertadopinión
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios