Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Carta abierta a los pseudoanarquistas dogmáticos

Tras las últimas escaladas represivas, tras el evidente sketch rocambolesco de intento de captar como infiltrado a un compañero de La Base. Tras la reivindicación sospechosa de ser redactada por policías del incendio de varios coches en la Av del Coll del Portell hace más de cinco meses y pocos días antes de la razzia de los mossos contra los Blokes Fantasma. Tras la absurdas convocatorias pretendidamente insurreccionales o por otro lado animalistas para el uno de Mayo. Tenemos la necesidad de compartir nuestra reflexión crítica sobre estos temas. Hemos decidido no ocultarnos en absurdas siglas y pomposos comunicados, firmaremos con nuestros nombres. Muchos nos conocen y a nuestra edad somos más útiles dando la cara que escondiéndonos en pretendidas clandestinidades que no son más que simulacros de rebeldía, la gente que en su momento decide pasar a la clandestinidad no es tan idiota de hacer y decir según qué chorradas. Somos dos personas que aunque nos definamos anarquistas en muchas cosas, no coincidimos, ni ganas. La anarquía (por llamarlo de alguna manera) no es una ideología, es más bien una suma de corrientes del pensamiento nacidas desde abajo. Nacidas de las experiencias, necesidades, deseos y realidades de la gente oprimida y sus luchas por emanciparse. Heterodoxa, herética y libre de dogmas la anarquía no hace falta llamarse como tal para ser, siendo muchas veces apropiado el término por sacerdotes y burócratas del dogma a saber cuál más delirante. No somos seguidores ni de Bakunin, ni de Marx, ni de nadie, leemos, escuchamos, charramos, analizamos y reflexionamos, como gente que lucha para ser digna ante tanto esperpento, simulacro e infiltración. No somos ni perfectos ni queremos sentar cátedra, ni ganas tenemos de ser reconocidos como especialistas del pensamiento. Solo queremos poner en común nuestras reflexiones.

Hay quienes se autodefinen “anarquistas” y se creen poseedores de la “verdad absoluta” como buenos “estalinistas” sacerdotes de la sagrada Idea, sólo es válido lo que hacen y piensan ellos, sus praxis autoritarias, sus manejos asamblearios, sus manipulaciones del todo. Con su superioridad moral deciden cómo comer, como amar, como odiar, como vivir a nuestra gente que por supuesto ignora quedándose en el aislamiento del grupúsculo, baluarte de la auténtica ideología. Para nosotros son elementos extraños a no tener en consideración que se dedican a criticar todo cuando no son ellos, mejor dicho, todo cuanto dicen ser ellos que de hecho, ni siquiera son.

Lo mejor de los anarquistas es que somos “seres cambiantes” ausentes de dogmas y de ídolos, a veces nos equivocamos, pero precisamente por ser “seres cambiantes” acostumbramos a rectificar nuestras actitudes o nos apartamos ante la voluntad colectiva de la gente que está dispuesta a hacer. Que haya anarquistas que se suman a las CUP, las votan y piden su voto o piden el voto a Barcelona en Común o a Podemos, no significa que sean traidores, como así opinan algunos “ortodoxos”, para nosotros todo lo que impida la extensión de la auto organización y la lucha es un falso debate que beneficia más al estado que el de participar en sus instituciones, preferimos ahorrar tiempo y saliva en la construcción en presente de la autogestión generalizada frente al Estado-Capital. Eso no quiere decir que la política no deba ser radicalmente criticada pero pensamos que urge más empezar los cimientos del día a día que proclamar que somos la creme de la creme de la rectitud doctrinaria. En sí, todo es criticable y debe ser criticado, la crítica es un instrumento más para analizar y conocer un poco más la realidad. La autocrítica debe ser algo bueno pero solo para el resto.

Que haya anarquistas que comen carne tampoco significa que sean traidores, simplemente son omnívoros. Como seguramente no se sentirán traidores los “antiespecistas”. Hoy por hoy, por mucho que preguntemos al resto de los animales por sus opiniones no entendemos su respuesta y como la liberación solo es posible si el sujeto a liberar se libera a sí mismo, apartamos este tema a no ser que algún parapsicólogo de la new age nos enseñe a filosofar en lenguajes ajenos al homo sapiens, en definitiva, nos es imposible saber el color político del resto de los animales….

Que haya anarquistas que se compran coche o moto para desplazarse en distancias largas o cortas, no significa que sean traidores y mucho menos se justifica que les quemen el coche por el hecho de ser meras “máquinas”. En sí, a muchos colectivos les gustaría tener a algún obrero u obrera del metal, al menos para que alguien cotice pues siendo “hereus” y “pubillas” la mayoría de sus componentes, la “economía alternativa” no da suficiente para “liberarse”. Simplemente quizás tengan sed.

Que haya anarquistas que beben cerveza, cubatas... no significa que sean traidores.

Que haya anarquistas que consumen tabaco o drogas ilegales, no significa que sean traidores.

¿Acaso los anarquistas “ortodoxos”, esos que se creen poseedores de la “verdad absoluta”, viven apartados de la sociedad? Algunos molaría que se aireasen un poco y dejasen al resto en su tranquilidad, sin gritos, ni insultos, con el modesto y anti heróico hacer de la lucha cotidiana.

Sólo existe una verdad absoluta y esa es la individual de cada cual, no existe una “verdad absoluta anarquista” eso es dogmatismo.

José Suñé López “OdO”
Xavi Cañadas “Kynikos”
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 3.29 (7 Votes)

Comentarios (16)

Cargar Comentarios Previos
  • Salir de vuestra metrópolis(también mental)

    Denunciar

    Acaso la anarquía no tiene adjetivos??? Para mí si, es una tensión constante contra toda autoridad. La anarquía porsupuesto que se puede definir, es un concepto que tiene un significado muy claro, la ausencia de autoridad.
    Y por supuesto que es muy valido definirse como anarquista. Que no seamos individuos libres no significa que no luchemos por nuestra libertad. "Anarquista" no es sinónimo de "individuo libre", un anarquista es aquel que lucha contra toda autoridad. Eso sí, no todos los antiautoritarios son anarquistas.

  • Salir de vuestra metrópolis(también mental)

    Denunciar

    Decirle a Bienzobas que para mi comer cadáveres no es una "opción"...

  • Menos mal que hay algunos que son anarquistas de verdad, porque la mayoría que conozco -en varios país- son más orgullosos que cartujos o jesuitas, y más dogmáticos que los mormones. Terminan siendo los mejores colaboradores -tontos útiles- de la derecha.

  • por fin alguna autocrítica. Porque muchos son como jesuitas o cartujos, "indiscutibles". Así terminan siendo los mejores aliados objetivos de la derecha, dividiendo también la izquierda.

  • Hola Diego, vete con tus soflamas filomarxistas a otro lado

  • jose hernandez

    Denunciar

    no sólo simplista sino jarto ciudadanista, ¿donde queda la abstención activa, en vuestra di/vagación? Será, en eso de emular a un votarate o integrante de un partido del Régimen, con un anarquista, o lo de la extensión y la participación en sus corruptas instituciones, como mal menor. Luego el atrevimiento de tachar de dogmáticos a quienes no compartan vuestra opinión, colgandole el san.benito o el hábito de jesuita. Para eso no hacia falta que os revistieses de esa aureola, en cualquier caso, eso si que es un simil de s(a)tana, con lo de edad o de ser suficientemente conocidos. Edad también la tienen los barones del pp$oe, que deben de estar disgustados pués habeis olvidado mencionarlos, al hacer alusión a la otanista Podemos, a una de sus marcas blancas, la de bcn.... que ya os podiais haber ahorrado por extensión y a las Cup, se van a quedar muy disgustados los pobres barones del ppSoe y los de ciudadanos de no ser nombrados en menudo escrito ciudadanista.

  • Menuda falta de responsabilidad libertaria. El señor Cañadas con su vanidad, adultocracia paternalista y su "vengo de vuelta". Es totalmente dogmático tachar de ortodoxo a todo el que no comparte tus análisis. Esto no suma, no me puedo creer que este escrito pretenda potenciar la comunicación y el entendimiento.

  • Texto retrogrado y reaccionario donde los haya, pero "ay! Si Teruel existe, el anarquismo de derechas también"...

  • Menuda mierda de texto. Criticáis el dogmatismo poniendo a caldo las luchas y pensamientos que no se correspondan con vuestro "anarquismo sin adjetivos", como lo han definido por ahí. Consideráis una mera opción alimentaria una lucha como el antiespecismo, por la cual hay compañeras y compañeros en el talego, personas perseguidas y otras muchas registradas. Lo mezcláis todo con lo ocurrido con la (efectivamente dudosa) acción de los coches de Barcelona, y aprovecháis eso para calificar de "absurdas" convocatorias insurreccionales (imagino que os referís al efectivamente irrisorio llamado a un Black Block el 1 de mayo en Barcelona publicado abiertamente en Indymedia sin la menor precaución ni seriedad) poniéndolas al mismo nivel de las convocatorias antiespecistas (supongo que os parece absurdo reconsiderar el status de esclavos que sufren otros individuos, el cual se obvia por ser de otra especie). Y todo ensalzado con burlas alusivas a una valoración del (sigo que no me cabe)

  • lenguaje que se limita a una interpretación estrictamente antropocentrista y especista del concepto de liberación. ¿Que el concepto de liberación se refiere únicamente a la liberación del individuo por sí mismo? Evidentemente, la reacción a una situación de opresión debe provenir en primera instancia del sujeto oprimido pero ¿acaso no vemos a diario animales que reaccionan al encierro? ¿no vemos animales que huyen de las granjas? ¿no vemos zoocosis causada por el trastorno del encierro y la privación sistemática de sus instintos y estímulos? ¿no vemos animales reaccionando violentamente contra sus captores, matando domadores de circo, trabajadores del Zoo etc.? Nosotros sólo somos el apoyo que necesitan para ser libres quienes no pueden serlo por sí mismos. Es cuestión de ética, empatía y responsabilidad, aunque otros preferís ir a las mariscadas y butifarradas el 1 de mayo y llenaros la boca con discursos contra la dominación.

    Tenéis razón, no nos hacen falta "compas" como vosotros.

Añadir comentarios