Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Facebook Twitter

 RSS

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Traducir

Política de cookies

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la navegación de sus usuarios y obtener información estadística. Saber más

Acepto

Smartborders, biometría y el refuerzo de la frontera Europea

“En el futuro, la biometría será una ayuda para los refugiados, dado que el sistema garantiza que, una vez que estén registrados en el sistema y se hayan guardado sus huellas dactilares y su iris, siempre sabremos donde se encuentran”. Sam Jefferies, Miembro de Acnur.

El control de fronteras, como otros ámbitos de la sociedad actual, hoy puede reforzarse por medio de la tecnología. Dentro de los dispositivos tecnológicos la biometría está jugando un papel fundamental, tanto en el refuerzo del control social  de los estados para dentro de sus fronteras, como en el refuerzo de la seguridad hacia fuera. Un ejemplo es la construcción de las smartborders, por medio de entre otras aplicaciones, la biometría.

La biometría es un término que proviene del griego; bio (vida), y metron (medida), y su finalidad es dedicar una serie de técnicas que permitan medir y analizar una serie de parámetros físicos que son únicos en cada persona, de cara a poder comprobar su identidad. Entre los más utilizados están la huella dactilar y el iris del ojo. Pero la voz, la forma de caminar, los rasgos del rostro o la palma de la mano también pueden ser pruebas biométricas. Actualmente se aplica en el campo del ocio, la medicina y la seguridad. Gestionar los flujos migratorios resulta hoy en día más eficaz con estas técnicas, las cuáles no són sólo utilizadas por las fuerzas de seguridad de cada estado europeo, sino también por  organizaciones humanitarias como ACNUR.

El control de fronteras acontece evidentemente un gran negocio, se calcula que sólo el sector biométrico en sus usos militares y de control de fronteras generó el 2012 unos ingresos de 5.800 millones y se prevén ganancias de 15.800 millones por el 2021. En el momento en que China y la India se incorporen totalmente a este mercado los beneficios pueden crecer exponencialmente.

El concepto de “frontera inteligente” es la punta de diamante de estas investigaciones. Una frontera vallada, militarizada, pero permeable a las mercancías y al turismo. Además, muchas personas no comunitarias entran en el territorio europeo a través de regulares permisos de turismo, quedándose luego como ilegales.

Según una rueda de prensa de la comunidad Europea: “Redunda en interés de la UE simplificar en la medida de lo posible el acceso a Europa de los turistas y viajeros de negocios, garantizando al mismo tiempo un nivel adecuado de seguridad.”

La iniciativa “fronteras inteligentes” consistiría en: Un sistema de entrada/salida (SES) Para personas no-comunitarias, que registraría tanto el lugar y el momento de entrada como la duración de las estancias breves autorizadas en una base electrónica de datos, en sustitución del actual sistema de sellado de pasaportes. A continuación esos datos se podrían a disposición de las autoridades de inmigración y control fronterizo.

Un programa de viajeros registrados (PVR) para personas comunitarias, permitiría a determinados grupos de personas que viajan con frecuencia (por ejemplo, viajeros de negocios, miembros de familia, etc.) y a personas de países no comunitarios, entrar en la UE, sujetos a un examen previo apropiado, usando controles fronterizos simplificados en barreras automáticas. Así se agilizaría el paso de fronteras de entre 4 y 5 millones de viajeros al año y se fomentarían las inversiones en sistemas modernos y automatizados de control fronterizo (basados por ejemplo en pasaportes electrónicos) en los principales pasos fronterizos.

El control de los papeles se hace insuficiente para la Europa actual. Las personas harragas, aquellas que queman los papeles para no poder ser indentificadas ni expulsadas, ya serán parte de una base de datos compartida entre todas las policías europeas y Frontex.

El primer estado miembro de la Unión Europea que está experimentando este programa es Portugal. Sin embargo, el plan será extendido en periodo de prueba a otros cinco países; Alemania, Francia, Suecia, Países Bajos y España. El pretexto es garantizar la protección ciudadana frente a posibles amenazas terroristas. Es tras los recientes ataques en París que la iniciativa ha tomado impulso.

La UE destaca que “su objetivo es mejorar la gestión de las fronteras exteriores de los estados miembros de Shengen, la lucha contra la inmigración irregular y proporcionar información sobre visado caducado, así como facilitar los cruces fronterizos para viajeros frecuentes previamente evaluados nacionales de terceros países”. En el estado Español esta tecnología se aplica a los puertos, en particular en la frontera sur, la más vigilida por el estado. La estación marítima de Algeciras es la primera infraestructura portuaria en la que se ha desplegado el sistema de fronteras inteligente.

El objetivo del sistema de paso automatizado de fronteras, destinado a ciudadanos del espacio económico europeo mayores de edad y que porten un pasaporte  o un dni electrónico, es la integración de todas las fronteras aéreas, marítimas y terrestres. Este es un dispositivo coordinado por Frontex (Agencia de gestión de fronteras exteriores) que viene a dar salida y solución a una de las dificultades que la Unión Europea está teniendo en la actualidad. ¿cómo cerrar las fronteras a las personas potencialmente peligrosas e incómodas para la Europa del capital; Migrantes, pobres, disidentes, personas de etnias minoritarias, sin por ello no interrumpir los flujos del turismo y el libre movimiento de la mercancía? La situación actual en las fronteras entre Grecia y Macedonia o entre Italia y sus vecinas Francia y Austria, son un ejemplo de la dificultad que los estados europeos tienen para gestionar sus políticas defensivas por un lado y su necesidad de producir capital por el otro. Alfano, el ministro de Interior Italiano, advirtió que a  causa de los bloqueos de Brennero entre Italia y Austria era temible las interminables colas de turismo y automóviles, dándose la posibilidad de acarrear “enormes daños” económicos a ambas naciones. En La llegada del verano los estados necesitan rendirse al calor del turismo, como en Idomeni, donde el estado griego tiene la necesidad de liberar la zona fronteriza para reactivar la circulación de trenes de mercancías.

En el estado español, el Ministerio de interior, a través de la secretaría de estado de Seguridad, ha adjudicado a la empresa Indra el contrato para el desarrollo y la implantación del sistema de Registro de Nombres de Pasajeros (PNR), que ha entrado en servicio en Mayo de 2016. Este sistema permite registrar los datos de pasajeros de vuelos internacionales, así como llevar a cabo un análisis de riesgos. También permite explotar la información obtenida utilizando metodologías estadísticas, así como realizar comprobaciones mediante búsquedas en fuentes policiales y fuentes abiertas en Internet, principalmente redes sociales. Todo ello para “valorar cualquier posible riesgo y generar alertas relevantes para la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado”. El PNR permite disponer de información con anterioridad al momento del cruce fronterizo, adelantarse a la indentificación. Esto es posible gracias a la tecnología BIG DATA, un ámbito tecnológico en el que la multinacional mantiene una buena posición de liderazgo internacional.

Esta multinacional, una de las protagonistas en el proyecto de Smartsantander y la gestión de ciudades inteligentes, con diversos dispositivos de aplicación en seguridad y movilidad dentro de los proyectos “smartcity”, desplegó sistemas biométricos ABC (Automatic border Control) en 2015 , también conocidos como E-GATES, en los principales aeropuertos internacionales del estado y en el puerto de Algeciras. Más de 100 E-GATES repartidos por el estado para “agilizar el paso por frontera y evitar colas y molestias al viajero”. A su vez, sus implicaciones en materia militar no dejan de crecer (1*). Un ejemplo de ello es un contrato reciente de 6 millones de euros con el ejército destinado a tanques. En el ámbito marítimo, submarinos, en el sector espacial, el programa Galileo, en el sector aéreo, sistemas de simulación de aviones, en el terrestre, diseño de vehículos para detectar e identificar amenazas nucleares, radiológicas, bacteriológicas y químicas, etc.

Sin embargo, la frontera entre lo civil y lo militar es hoy muy difusa. La construcción de un enemigo externo se realiza a través de la supuesta amenaza del terrorismo, para reforzar la seguridad fronteriza frente a la migración y los flujos de población que se mueven por razones de necesidad, desigualdad y refugio ante la guerra. Por otro lado, la construcción del enemigo interno, también sobre la figura del migrante y del terrorista, se sostiene con mecanismos de control muy similares. Esta modesta información sobre dicha realidad pretende señalar que las mismas empresas que se dedican a la construcción de las ciudades inteligentes son las que se dedican a la extensión de las fronteras inteligentes, por medio de una tecnología aplicada también en el ejercicio explícitamente bélico y militar.

*1. La UC, INDRA y la guerra

Fuente: Briega

Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios