Tu cuenta

Iniciar sesión Registro

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *
Reload Captcha

Buscar

Redes y RSS

Traducir

Suscripción e-mail

Recibe el Boletín Diario del Portal

E-mail:

Para Momi

“Que nos odien, mientras nos teman”
(Séneca: Lema que aparece en uno de los foros policiales)

PolicíaDebe señalarse que las conclusiones y tendencias psicológicas que en este trabajo se exponen solo proceden de los comentarios en los foros y que, por tanto, mucha gente puede escribir en ellos sin pertenecer al cuerpo policial. No obstante, a tenor de los razonamientos y argumentos, en muchos de ellos se revela un conocimiento concreto de las situaciones que permite deducir cierta cercanía a la institución. Por otro lado, el “clima” que en ellos se produce es elocuente de una determinada sensibilidad que proyecta sus inquietudes y frustraciones profesionales en el valor “policía”. Lo interesante aquí es advertir las tensiones y las sobrerreacciones a determinadas cuestiones espinosas. Por ejemplo, cuando alguien –un supuesto “troll”- entra en escena o trata de brindar una perspectiva más amplia y plural.

Por último, debe insistirse en algo obvio: la “personalidad autoritaria” no es exclusivamente patrimonio de la policía, puesto que es, por desgracia, un comportamiento que se extiende por todos los estratos sociales. A diferencia del torpe y perezoso maniqueísmo intelectual que en muchos de estos comentarios se exhibe sin complejos, no consideramos que estos foros representen a un cuerpo, que debe y tiene que ser mucho más plural y democrático de lo que estas opiniones reflejan. Sin embargo, por el hecho de que estas expresiones de abierta sinceridad no conozcan, en su anonimato, ninguna contención o límite, son también muy sintomáticas del peligroso cambio de clima político que se está produciendo. Afortunadamente, las discrepancias y desacuerdos que en ocasiones se manifiestan en estos foros indican que, dentro de la propia institución policial, existen diferentes sensibilidades y que el 15-M no solo es objeto de rechazo bajo parámetros psicosociales de tendencia fascistoide.

Se han eliminado erratas y faltas ortográficas que hacían ininteligible el comentario, pero se han dejado en la medida de lo posible.

RASGOS PSICOLÓGICO-SOCIALES DE LA PERSONALIDAD AUTORITARIA EN FOROS POLICIALES

-Realismo: En tanto que tipo psicológico genuinamente adaptativo y realista. La actitud del carácter totalitario hacia la vida prefiere aquellas condiciones que limitan y no problematizan la libertad; por ello prefiere someterse al destino, la necesidad social que le ha tocado en suerte… sus jefes. Para el policía autoritario esto puede significar la voluntad o el capricho de sus superiores, a los que se somete y sacrifica su conciencia crítica de buena gana. Las situaciones de bienestar social o crisis no constituyen para él problemas históricos contingentes que puedan ser transformados o criticados políticamente por la actividad social, sino la expresión de poderes superiores a los que uno debe someterse por “amor al cuerpo”.

-Maniqueísmo: Para la personalidad autoritaria, la complejidad del mundo es solo para los ociosos intelectuales; la realidad se divide de forma maniquea entre los que aceptan la realidad necesaria, una actitud que implica la disciplina, el trabajo riguroso, la renuncia y el sacrificio, y los ingenuos que huyen cobardemente de ella (el 15-M). Para esta visión, no hay grises ni ambivalencias; solo existen “dos mundos” marcados por una frontera nítida: “[…] el que va a una manifestación ilegal de forma voluntaria sabe que no va a visitar a cenicienta o a la bella durmiente a Disneyworld”.

-Sumisión dogmática e irreflexiva a la autoridad: idealización de la autoridad y sumisión exagerada a quienes la ostentan. “Me da a mi en la nariz que con el nuevo gobierno los indignados van a estar más calentitos que nunca”. “¡¡¡ Mas madera¡¡¡ en cuanto los pongan un “poco finos” se les termina la tontería, si no al tiempo”.

-Adaptación resignada a lo dado: El carácter autoritario adora lo fáctico, lo dado. Lo que ha sido una vez, ha de serlo siempre. Desear algo que no ha existido antes o trabajar para ello, constituye simplemente inmadurez, extravagancia. Toda experiencia de vulnerabilidad y solidaridad fraternal está más allá del alcance de su experiencia emocional. La personalidad autoritaria siente como una fatalidad inconmovible aquellos poderes que determinan la vida particular y general. Al destino o fatalidad se debe, por ejemplo, la injusticia de que una parte de la humanidad deba ser gobernada por otra. “Por cierto, ¿Quien dijo que la vida tenía que ser justa? No lo es puesto que la raza humana es, de por sí, desequilibrada y ese desequilibrio se extrapola a todo lo relacionado con la sociedad”. Es esta fatalidad la que establece un grado natural de sufrimiento, que hay que aceptar con valentía, si no se quiere ser un iluso o un ingenuo. Para el carácter autoritario se trata siempre de un poder superior, exterior al individuo, y con respecto al cual éste no tiene más remedio que someterse. Los “listillos y caraduras del 15-M”, sin embargo, “hacen los que les da la gana”.

-Conformismo [convencionalismo]: “Con lo fácil que es hacer bien las cosas, pero claro cuando uno lo que busca es el caos y pasarse por el forro todo lo que es democracia… pues nada si quieren palo, palo que se llevarán día sí, día también”.

-El fetichismo de la norma: “Para mí las manifestaciones pacíficas son aquellas que se comunican, siguen el recorrido establecido, no causan altercados y obedecen las normas del juego. Yo he ido a varias manifestaciones que han hecho esto que he dicho y no ha sido tan difícil cumplir la ley. Así que no, no hay que permitirlo”.

-El peligro del desbordamiento anárquico: “El verdadero problema para la seguridad pública sería crear un ambiente en el que la muchedumbre piense que todo vale, porque te digo una cosa, en estos asuntos cuando das la mano te cojen el brazo. Hoy es una manifestación por lugares no comunicados, mañana es un campamento indefinido, pasado es una “okupación”, luego interrumpir la vida normal de las personas, al otro es obedecer a las “mierdasambleas” antes que a las Leyes Orgánicas, al otro es agredir a Agentes de la Autoridad y después es atacar objetivos opresores…” “a mis municipales tambien!! me cago en tó! leñaaaaa joder que cuando se quiera poner orden va a ser tarde”.

-Esquemas mentales regidos por clichés o estereotipos. La utilización de los “prejuicios” es tal que difícilmente, y salvo contadas excepciones, se observa un comportamiento empático con manifestantes o participantes del 15-M; más bien se detectan criterios de diferenciación. “Perroflauta” sigue siendo la categoría estrella: existe una línea de discusión bajo el apasionante rótulo “Psicología ante el perroflautismo”. Extraemos de tan sesudo análisis esta bella perla de la “animalización”: “Ayer iba haciendo mi sesión de carrera continua por un parque, cuando al pasar junto a un grupo de perroflautillas, escucho unos comentarios despectivos que murmuraban entre ellos al ver pasar una patrulla de compañeros. Pues bien en ese momento pensé en encararme con ellos , pues no soporto el menosprecio imperante en la sociedad por el trabajo policial, pero cuando uno práctica deporte tiene la mente más despejada, y el conflicto no soluciona nada, así que se me ocurrió dirigirme a ellos y decirles: “Oye , me vais a perdonar pero es que os he escuchado menospreciar a los agentes y es algo os pediría que no hicerais delante mia pues gracias a la policía mis hermanos están vivos a dia de hoy ya que fueron rescatados de un incendio en nuestra vivienda, y merecen todo el respeto del mundo y más , así que te rogaría que reflexionaras sobre lo que dices […] Moraleja de todo esto: ya que el perroflauta en este país, está tan protegido como el oso pardo o el lince, aunque a diferencia de estos últimos no esté en extinción sino en expansión , y la ley los ampara mejor emplear la psicología con este tipo de colectivos “.

-Conciencia de clase desplazada: Significativamente, en no pocas intervenciones, el desprecio hacia la “turba” del 15-M se articula desde una conciencia populista simplista muy marcada por un odio intenso a la “progresía” o al cómodo señoritismo de los “indignados”. En lugar de ver a éstos como “pueblo”, gente de la calle y posible alianza con unos mismos problemas sociales, se prefiere mantener distancia con esta “gentuza”. Esta actitud sirve de criterio sociológico de distinción (la personalidad disciplinada, frente al sucio perroflauta, trabaja duro). El policía autoritario desprecia a la “masa”, inculta por acomodaticia y mimada, por ociosa, no disciplinada. Rasgo típicamente fascista.

-Exhibición de Virilidad. Un rasgo caracteriológico necesario en este trabajo. El perfil del “forero” policial oscila entre la definición como mero funcionario obligado a hacer respetar la ley y cumplir escrupulosamente su trabajo no “metiéndose en política” y el “amante” autoritario del orden, que disfruta de su función. “Está claro que a los del 15M solo les gusta provocar y armar gresca para luego hecharle la culpa a la policia. aprovechan cualquier coyuntura para salir a armarla. La unica solucion con esta gente es el empleo de la mano dura, porque a razones no atienden”. Otros comentarios enfatizan la dimensión heroica y comprometida del policía: “El buen policía es el que no sabe dejar de serlo”.

Bajo estos rasgos, el “yo ideal” que este segundo tipo proyecta se nutre de un menú intelectual bastante básico:

la imaginería de las películas de Van Damm o Steven Seagal. El juez Dredd aparece como icono en ocasiones.

el ideal sacrificial cursi del héroe solitario e incomprendido por las instituciones, no exento de un gran victimismo,

un compañerismo sagrado y acrítico (el “compañero” como sostén en los abismos de las calles).

Este romanticismo, machista y heroico, permite ayudar a compensar las posibles crisis y los desajustes que estos funcionarios sufren ante la brutal distancia existente entre la realidad cotidiana y su magnificada vocación, pero asimismo brinda un criterio de distinción frente a los “bebés llorones” o “nenazas”.

Desprecio a la política. Desde el prisma policial, el 15-M está en su opinión conformado por gente “sectaria”, “adoctrinada”, “partidista”, “proselitista”, “doctrinaria”, “totalitaria”, amante de “consignas”, términos que denotan el universo de discurso de la clase media apolítica española desde el franquismo sociológico (“No os metáis en política”). Aunque la palabra “política” no aparece casi nunca salvo despectivamente, se deduce que, según el forero autoritario, el problema del “15-M” radica en su politización. De ahí las quejas corporativas continuas: a los vigilantes de la ley no se les deja trabajar y vivir “tranquilos”: el problema radica, pues, en los “políticos profesionales” y los “políticos indignados”.

Elogio de la vida sencilla: Tópico ligado también al desprecio de la política: “[…] es mas simple, no incumplas y no habrá problemas, la situación es provocada por una ilegalidad, si esa ilegalidad no existe, no habrá problema, si tanto defiendes la ley, no la incumplas. Ves, sin tanto rollo, la vida es complicada porque algunos la quieren complicar, el resto son cursos de los de como hablar una hora sin decir nada y esos los dan los políticos y los aprendices a políticos, no los verdaderos defensores de la libertad”.

Antiintelectualismo: ligado al elogio de la vida sencilla. Quien no está “en la calle”, no sabe; quien trata de reflexionar no tiene ni idea de lo que pasa: en el principio está la acción. Quien plantea otras posibilidades es un “ignorante” “cansino” “[…]el 15M pasó a ser un instrumento de la extrema izquierda para iniciar la revolución que se gesta en las casas ocupas: subvención, subsidio, politización de TODO con sesgo a la ‘muy izquierda’, y que se reparta la riqueza (pero la de los que trabajan, que los integrantes del movimiento son intelectuales que velan por nuestro interés y bien)”.

Proyectividad: tendencia a proyectar en el mundo y en los demás las propias tendencias inconscientes, y a creer que en el mundo exterior suceden cosas terribles y peligrosas. Observamos en los foros rasgos paranoicos y, sobre todo, victimistas. En este sentido, las críticas a los medios de comunicación son incesantes. “Los medios de desinformación dan asco, siempre poniendo de malvados a los currantes (Policía) y de santos a los vagos y caraduras (indignados) que ni han dado ni darán un palo al agua en su puta vida. Eso si joder al personal es lo que mejor saben hacer…si pusieran el mismo empeño en ser alguien en la vida sin joder a los demás, mejor les iría, en fin así les luce el pelo a toda esa jauría de impresentables del 15 m”; otros comentarios subrayan los complots subyacentes al 15-M: “Son como su amiguito Garzón, se pasan la ley por el escroto con tal de despotricar contra un gobierno que lleva 40 días en el poder. Mientras, en 7 años, he visto una huelga general ”calla bocas” y un 15 M manifestándose en el mismo año de las elecciones, portando banderas republicanas y comunistas, y soltando sandeces contra ”PPSOE” . Casualidad? no lo creo”. Agresividad: tendencia a castigar a los individuos que no aceptan o atacan los valores convencionales. Rechazo a los que muestran imaginación y creatividad (artistas, ociosos, “perroflautas”…): oposición a lo subjetivo, a la introspección, etc.

Gusto por el poder y la “mano dura”: preocupación por el dominio, identificación con los fuertes, valoración excesiva de la dureza. En este marco, un forero autodenominado “El templario” afirma que “Sin autorización o no respetando lo establecido en ella…¡¡¡¡¡PALO!!!!”. La “excesiva permisividad” afortunadamente ha terminado, porque una mujer fuerte y “sin complejos” –“la sheriff Cifuentes”, se escribe con un respeto no disimulado hacia la Autoridad (se necesitan hombres y mujeres “fuertes”)- está por fin dispuesta a que haya orden en las calles. Estas nuevas expectativas ante el nuevo escenario quizá defraudarán a quienes creen que con un poco de “palo” las cosas volverán a su cauce. “Ya iba siendo hora de que se les acabase el chollo de hacer lo que les vienen en gana, manifestación sin avisar, por las calles que se les antoja y encima de eso, en pleno recorrido las vario porque me place”.

Conclusiones provisionales

El 15-M hurga en una herida ante la que parte del cuerpo policial, al parecer, no está preparado: “Prefiero tratar con mil delincuentes habituales que tienen el calabozo como su segundo hogar antes que con un solo sectario de estos”. El rechazo al policía simpatizante del 15-M –al “calvo” que muchos califican de “no policía”- es elocuente.

Es curiosa la resistencia a denominar a los miembros y simpatizantes del 15-M como “indignados”. El hecho de que este tópico se repita insistentemente y que los “foreros” utilicen tópicos reaccionarios de toda la vida como “turba”, “jauría”, “gentuza”, aparte de poner de manifiesto un perfil autoritario idiosincrásico, revela un procedimiento psicológico típico: naturalizar al enemigo (esta “deshumanización” es recurrente) o designarlo peyorativamente como “otro” o “salvaje” a fin de impedir toda empatía con él. Se entiende que de esa forma el policía puede hacer su trabajo sin hacerse excesivas preguntas o eliminar de raíz posibles autocríticas de su función social.

En algunos comentarios parece revelarse un tipo de desprecio hacia el 15-M que surge de la frustración de aquellos que tienen que disciplinarse y entrenarse incesantemente para demostrar a los demás su poder; tal vez una disciplina que necesitan ejercer para mantener su integridad psicológica y que no se desintegre del todo su mundo. De ahí que lo que realmente perturba y genera ansiedad en el tipo “endurecido” en el poder no es la violencia directa del contrincante: incluso espera ésta para autoafirmarse; lo que no puede soportar es que su propia identidad quede en ridículo, que su pose viril sea objeto de burla, que tenga que defender patéticamente, por ejemplo, una plaza vacía en un contexto casi festivo. No hay cosa peor para el macho policial de turno que le tiren avioncitos o que se le invite a “besar a sus compañeros”.

El tono victimista predomina, así como, salvo contadas excepciones, la absoluta incapacidad de problematizar su oficio en situaciones sociales que incluso se reconocen como injustas. Hacerlo sería, en estas condiciones, mortal para su autoimagen blindada de virilidad. De ahí que pueda ser estratégicamente útil para el movimiento evitar situaciones propicias para el reforzamiento de esta imagen. Algunas prácticas puestas en funcionamiento este verano (manifestaciones lúdicas, globos, ridiculizaciones…) pueden ser mucho más efectivas cuando la “autoridad” no puede reaccionar ante un comportamiento directamente agresivo.

1. LINKS

http://www.foropolicia.es/foros/car...

http://www.foropolicia.es/foros/act...

http://www.foropolicia.es/foros/yo-...

http://www.foropolicia.es/foros/los...

http://www.foropolicia.es/foros/el-...

2. SINDICATOS EXISTENTES

¿Qué es la UFP?

http://www.ufpol.org/

http://es.wikipedia.org/wiki/Uni%C3...

¿Qué es el SUP?

http://es.wikipedia.org/wiki/Sindic...

¿Qué es SPP?

http://es.wikipedia.org/wiki/Sindic...

3. OTROS LINKS

La UFP pide un ´escarmiento´ para el 15-M:

http://www.diarioinformacion.com/na...

La UFP denuncia en Bruselas la “inacción” del Gobierno ante el 15-M

http://politica.elpais.com/politica...

http://seguridadsemanal.com/?p=3854

Foro sobre las quejas de la UFP en Europa

http://www.foropolicia.es/foros/la-...

http://www.intereconomia.com/notici...

La UFP, abanderada de la libertad de expresión:

http://www.libertaddigital.com/naci...

Foro sobre “policía indignada”

http://www.foropolicia.es/foros/ver...

Foro sobre opciones sindicales

http://www.foropolicia.es/foros/alt...

Foro sobre la denuncia de la policía en la UE

http://www.foropolicia.es/foros/la-...

Foro que polemiza sobre la iniciativa del SUP en contra de la reforma institucional (DE INTERÉS)

http://www.foropolicia.es/foros/el-...

Foro policial en el que se debate el expediente al policía municipal simpatizante del 15-M (MUY INTERESANTE)

http://www.foropolicia.es/foros/exp...

Foro en el que se discuten las declaraciones del “mosso” sancionado por sus declaraciones de Facebook

http://www.foropolicia.es/foros/exp...

La Asamblea de Lavapiés emite un comunicado a favor del policía simpatizante del 15-M

https://n-1.cc/mod/threaded_forums/...

Nuevos

http://www.foropolicia.es/foros/los...

http://www.foropolicia.es/foros/mad...

Fuente: http://analisismadrid.wordpress.com/informe-sobre-foros-policiales-del-grupo-analisis-madrid/

Tags: foropolicíaviolenciaInternet
Submit to DeliciousSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 0.00 (0 Votes)

Comentarios

  • No se han encontrado comentarios
Añadir comentarios